22 de octubre. Lecturas de la Santa Biblia correspondientes al calendario de la Iglesia Apostólica

es
22-de-octubre-lecturas-de-la-santa-biblia-correspondientes-al-calendario-de-la-iglesia-apostolica

 

 

 

LIBRO DE LAS LAMENTACIONES

Capítulo 3

22 [Jet] La misericordia del Señor no se extingue ni se agota su compasión;23 ellas se renuevan cada mañana, ¡qué grande es tu fidelidad!24 El Señor es mi parte, dice mi alma, por eso espero en él.25 [Tet] El Señor es bondadoso con los que esperan en él, con aquellos que lo buscan.26 Es bueno esperar en silencio la salvación que viene del Señor.27 Es bueno para el hombre cargar con el yugo desde su juventud.28 [Iod] Que permanezca solitario y silencioso, cuando el Señor se lo impone.29 Que ponga su boca sobre el polvo: ¡tal vez haya esperanza!30 Que ofrezca su mejilla al que lo golpea y se sacie de oprobios.31 [Caf] Porque el Señor nunca rechaza a los hombres para siempre.32 Si aflige, también se compadece, por su gran misericordia.33 Porque él no humilla ni aflige de corazón a los hijos de los hombres.34 [Lámed] Cuando se aplasta bajo los pies a todos los prisioneros de un país;35 cuando se conculca el derecho de un hombre ante el rostro del Altísimo;36 cuando se perjudica a alguien en un pleito, ¿acaso no lo ve el Señor ?37 [Mem] ¿Quién dijo algo y eso sucedió, sin que el Señor lo ordenara?38 ¿No salen de la boca del Altísimo los males y los bienes?39 ¿De qué se queja el hombre mientras vive? ¡Que domine más bien su pecado!40 [Nun] ¡Examinemos a fondo nuestra conducta y volvamos al Señor!41 Levantemos en nuestras manos el corazón hacia el Dios del cielo.42 Hemos sido infieles y rebeldes; ¡tú no has perdonado!43 [Sámec] Te has cubierto de indignación y nos has perseguido, ¡has matado sin piedad!44 Te has cubierto con una nube para que no pase la plegaria.45 Nos has convertido en basura y desecho en medio de los pueblos.46 [Ain] Abren sus fauces contra nosotros todos nuestros enemigos.47 Nos asaltan el terror y la fosa, la ruina y el desastre.48 Ríos de lágrimas brotan de mis ojos, por el desastre de la hija de mi pueblo.49 [Pe] Mis ojos lloran sin descanso, no hay un alivio,50 hasta que el Señor vuelva su mirada y observe desde el cielo.51 Mis ojos me hacen sufrir al ver las hijas de mi ciudad.52 [Sade] Me han cazado como a un pájaro los que me odian sin razón.53 Ahogaron mi vida en un pozo y arrojaron piedras sobre mí.54 Las aguas corrieron sobre mi cabeza, y yo exclamé: «¡Estoy perdido!».55 [Qof] Entonces invoqué tu Nombre, Señor, desde lo más profundo del pozo.56 Tú escuchaste mi voz: «¡No cierres tu oído a mi grito de auxilio!».

 

 

PRIMERA CARTA A TIMOTEO

Capítulo 5

17 Los presbíteros que ejercen su cargo debidamente merecen un doble reconocimiento, sobre todo, los que dedican todo su esfuerzo a la predicación y a la enseñanza.18 Porque dice la Escritura: No pondrás bozal al buey que trilla, y también: El obrero tienen derecho a su salario.19 No admitas acusaciones contra un presbítero, a menos que estén avaladas por dos o tres testigos.20 A los que incurran en pecado, repréndelos públicamente, para que sirva de escarmiento a los demás.21 Delante de Dios, de Jesucristo y de sus ángeles elegidos, te ordeno que observes estas indicaciones, sin prejuicios y procediendo con imparcialidad.

 

 

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO

Capítulo 10

26 No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido. 27 Lo que yo les digo en la oscuridad, repítanlo en pleno día; y lo que escuchen al oído, proclámenlo desde lo alto de las casas.28 No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Teman más bien a aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo a la Gehena.29 ¿Acaso no se vende un par de pájaros por unas monedas? Sin embargo, ni uno solo de ellos cae en tierra, sin el consentimiento del Padre que está en el cielo.30 Ustedes tienen contados todos sus cabellos.31 No teman entonces, porque valen más que muchos pájaros.32 Al que me reconozca abiertamente ante los hombres, yo los reconoceré ante mi Padre que está en el cielo.33 Pero yo renegaré ante mi Padre que está en el cielo de aquel que reniegue de mí ante los hombres.

 

 

Noticias

Noticias similares