La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

8 antiguas ciudades armenias en Turquía

es
8-antiguas-ciudades-armenias-en-turquia

A principios del siglo XX, el Imperio Otomano tenía más de 2 millones de habitantes armenios, 2.500 iglesias armenias, más de mil escuelas, monasterios y bibliotecas. Después del Genocidio de  1915, la mayoría de los armenios fueron eliminados, deportados o convertidos al islam bajo pena de muerte, y de las miles de iglesias, parte fueron convertidas en mezquitas y la otra, fue arrasada. Este artículo se centrará en 8 ciudades antiguas, desarrolladas económica y culturalmente en Armenia occidental, que ahora forman parte de actual Turquía.
 

Adaná

Adana se encuentra a orillas del río Ceyhan, a 50 km de las costas del mar Mediterráneo. La ciudad era parte del reino de Cilicia, y tenía una importancia estratégica, manteniendo un comercio significativo con las ciudades de Asia Menor y Siria. A principios del siglo XX, la población de la provincia de Adaná era de 490.000 personas, de las cuales el 42 % eran armenios y solo el 16 % turcos; el resto pertenecía a otras minorías étnicas. Anteriormente, fue el centro de la diócesis de Adaná de la Iglesia Apostólica Armenia. Por decisión de las autoridades turcas, las escuelas armenias, casas, iglesias, fueron destruidas y la población armenia fue exterminada. Hoy, Adaná es un gran centro industrial donde se desarrollan las industrias textil, química y alimenticia.

Aní

En el este de la actual Turquía, se encuentra la antigua capital del reino armenio de Aní, “la ciudad fantasma de Aní”, fundada hace más de 1600 años a orillas del río Ajurian. En una colina formada por la garganta del río y el valle de Bostanlar, en la intersección de varias rutas comerciales, se ubicaba la ciudad. Sus principales socios comerciales fueron los imperios bizantino, persa, los árabes, así como los pueblos de Asia Central y la Rusia actual. Aní fue una de las ciudades más grandes del mundo en su época; ahora es un pueblo fantasma. Después de la invasión de los turcos selyúcidas, la destrucción y los terremotos, sólo vacío y ruinas quedaron de esta bella ciudad  conocida como de las “1001 iglesias”.
 

Bitlis / Bagesh

La antigua ciudad armenia de Bitlis se menciona en la historia con nombres diferentes, Sebeos o Bagesh. Los historiadores coinciden en que la ubicación de la ciudad, en términos de estrategia comercial y militar, contribuyó a su crecimiento y prosperidad. Una de las carreteras más grandes que conectaban la ciudad portuaria de Trapisonda y las grandes ciudades del centro de Armenia con la Mesopotamia, corría a lo largo del valle del río Bitlis. La ciudad fue capturada por árabes (siglo VII), bizantinos (siglo IX), kurdos (siglo X), selyúcidas (siglo XII) y turcos otomanos (siglo XVI). La población principal de la ciudad era de 400 mil habitantes, de los cuales más de la mitad eran armenios -hasta principios del siglo XIX seguían siendo el grupo étnico más numeroso. Quienes lograron evitar la muerte durante el Genocidio, encontraron refugio en el este de Armenia.

Van

El territorio de la actual ciudad de Van era una parte central del antiguo reino de Urartu. Formó parte sucesivamente de la Gran Armenia, el reino de Vaspurakan, el Imperio Bizantino, el estado de los Selyuk, el Imperio Otomano. Durante siglos, los armenios constituyeron la mayoría de la población, hasta que fueron deportados o exterminados en el período 1915-1923. Fue en ese momento, que la antigua ciudad de Van fue completamente destruida, y la nueva, con el mismo nombre, se encuentra cerca de las antiguas ruinas, que ahora están habitadas por turcos y kurdos. Hoy, en la ciudad de Van, se han conservado vestigios arquitectónicos de civilizaciones antiguas: la fortaleza de Van, la propiedad de los reyes de Urartú del siglo IX a.C.: los castillos urartianos de Kef y Ayanis, tienen 2.500 años de antigüedad. Los turistas también se sienten atraídos por el lago Van. Van, en la antigüedad, se la conoció con el nombre de Dushba.
 

Diarbekir

Durante mucho tiempo, formando parte del estado de Mitanni, la ciudad se llamaba Amid; más tarde, en la era de la dinastía de los  Artashesyan, tomó el nombre de Dikranaguerd. La ciudad sobrevivió a numerosos ataques, fue capturada por los asirios, persas, romanos, bizantinos, árabes, selyúcidas, otomanos y kurdos. A principios del siglo XX, más del 50% de la población fue asesinada, entre ellos, armenios, asirios, griegos y búlgaros. Actualmente, la ciudad está completamente habitada por kurdos. A principios de los años 30, Amid pasó a llamarse Diarbekir (en honor a la tribu kurda Bekir) y hoy se la considera extraoficialmente la capital del Kurdistán turco. Existe una alta probabilidad de que, además de los kurdos, la ciudad todavía esté habitada por cripto-armenios que, para evitar la muerte, se convirtieron al Islam.


Kars

Según la historia, la ciudad de Kars se fundó en el siglo IV y fue importante en el estado y la vida pública de la Armenia medieval, el centro de la provincia de Vanand en la región de Ararat, y se consideraba un importante centro de artesanía, por el que transitaban los caminos del comercio cosmopolita. A principios del siglo X, la ciudad fue durante algún tiempo la capital de Armenia, hasta que el rey armenio Ashot III transfirió la capital a la ciudad de Aní. Entonces, en los siglos X y XI, Kars se convirtió en la capital del reino armenio de Vanand o Kars, que fue gobernado por la dinastía real armenia de los Bagrátidas. Hasta la fecha, la iglesia armenia, construida por el rey Abas de la dinastía Bagrátida (siglo IX) -que en 1978 se convirtió en la fortaleza y mezquita de Kumbet-, permanece en ruinas.

Mush

Mush se encuentra al oeste del lago Van, en la ladera norte del Monte Tauro armenio, en la base de las montañas bajas Korduk y Tsiranakatar. Atravesando la ciudad fluye el río Megraget. En el paisaje circundante se encuentra el Monte Nemrut, una de las montañas más bellas de las Tierras Altas de Armenia y el Valle de Mush. Se cree que el nombre Mush proviene de la palabra armenia "mshush", que significa niebla o neblina. Según la leyenda armenia, la diosa Astghik solía descender por las tardes desde el monte Grgur para nadar en el río. Era muy hermosa y los aldeanos a menudo la miraban, alumbrando con fogata. Al enterarse de esto, Astghik lanzó una bruma impenetrable para ocultar su desnudez mientras se bañaba. Desde entonces, la ciudad y toda el área han estado cubiertas de densa niebla. Comenzó a llamarse mshush, que finalmente se transformó en Mush. 

Erzurum / Karin

Una característica de la antigua ciudad de Karin es su ubicación en una llanura alta con una antigua fortaleza, castillo y torres. Desde la antigüedad, Karin fue famosa en todo el este como centro del tejido de las alfombras armenias. Con el paso del tiempo, Karin tuvo muchos nombres, Teodosiopol (bajo el gobierno del rey bizantino Teodosio II), Ardzn-Rum (durante la captura de los persas y los árabes, siglo VI) y Erzurum (con la invasión de turcos y mongoles, siglo XII). Un historiador español, que viajaba por Samarcanda, cuyo nombre ha sido olvidado, escribió en una de sus obras, que Karin fue poblada por iglesias inusualmente bellas que pertenecían a cristianos armenios. En la actualidad, son ruinas lo que queda, ya que en 1915-1923 todo fue destruido o convertido en  mezquita.

Noticias

Las más leídas