Se conmemoró el 173º aniversario del nacimiento de Boghós Nubar Pashá

am en es ru
Aysor Poghos Nowbar P`ashayi tsnndyan orn e_83847

Boghos Nubar Pashá fue una de las figuras nacionales armenias prominentes de principios del siglo XX. Viviendo lejos de la patria, dedicó toda su vida al bienestar del pueblo armenio de la Madre Patria. Entre las figuras nacionales, públicas y políticas de principios de siglo, Boghós Nubar tuvo su singular espacio y jugó su rol específico, ganó una gran reputación entre sus contemporáneos, permaneciendo en la memoria de las generaciones como un gran filántropo y un patriota sin límites. Boghós Nubar nació el 2 de agosto de 1846 en Constantinopla, en la familia Nubarian. Cursó sus primeros estudios en Suiza, luego en el Colegio Central de París, donde recibió un título de ingeniería. Inicialmente trabajó en Francia; primero en minería y luego en ferrocarriles. Al mudarse a Egipto, primero ocupó el cargo de gerente general de la empresa de ferrocarriles egipcios, tiempo después, el de director de la Compañía Agropecuaria Británica en Alejandría.

 

Boghós Nubar en 1906

 

Boghós Nubar también fue un inventor premiado en múltiples oportunidades. En 1900 fue galardonado con la medalla de oro en la Exposición Internacional de París y la Cruz de la Legión de Honor francesa por su arado mecánico. Más tarde, en 1906 obtuvo otra presea dorada en la Exposición de Milán, y otros importantes premios estatales de los gobiernos de Turquía, Egipto y Bélgica en diferentes años. Desde entonces, Boghós Nubar también desarrolló una importante labor filantrópica.

Desde joven, Boghós Nubar desempeñó un papel importante en la vida nacional de la comunidad armenia en Egipto. Como presidente del comité cooperador de la Diócesis armenia de Alejandría, organizó la ayuda y asistió a los refugiados armenios occidentales que llegaron a Egipto desde las masacres hamidianas de fines del siglo XIX.

 

En general, durante sus años de liderazgo de la vida comunitaria armenia en Alejandría (1888–1904) y El Cairo (1905–1914), Boghós Nubar realizó una contribución significativa al aumento de los ingresos de las instituciones nacionales, creando importantes fuentes laborales para la población armenia, alojamiento para orfanatos, escuelas e instituciones culturales armenias.

 

La Comisión Central de la UGAB en París, 1925- Boghós Nubar, sentado en el centro

 

El papel más importante que Boghós Nubar desempeñado en la vida nacional armenia en el extranjero antes de convertirse en presidente de la Delegación Nacional Armenia fue, la fundación de la Unión General Armenia de Beneficencia en 1906, a sugerencia de Yervand Agathon. Los fondos de la Unión provenían de cuotas de membresía, donaciones personales y colectas. La UGAB funcionó primeramente en El Cairo y en 1922 abrió su sede central en París, cuyo presidente fue Boghos Nubar Pashá. Desde su fundación, la Unión se fijó el objetivo de proporcionar asistencia material a todos los armenios necesitados del mundo, contribuyendo al desarrollo del sistema educativo de la juventud armenia, ayudando en todas las iniciativas destinadas a preservar la identidad armenia en el extranjero, apoyando la prosperidad económica de la patria, etc. Antes de la Primera Guerra Mundial, la UGAB había logrado un gran desarrollo y difusión, gracias al celoso empeño de Boghós Nubar, plasmado en las 150 filiales en todo el mundo, de las cuales sólo 70 se encontraban en el Imperio Otomano

 

Yervant Aghaton

.

 

Un decisivo punto de inflexión para Boghós Nubar ocurrió en 1912, cuando se convirtió en presidente de la Delegación Nacional de Armenia y tuvo la oportunidad de participar no sólo en obras benéficas, sino también en la resolución de los problemas políticos del futuro de la armenidad. El hecho de convertirse en el presidente de la Delegación Nacional hizo muy famoso a Boghós Nubar. Eso se vio reflejado incluso en los periódicos de la época, como la publicada en Mshag: “El Catolicós tomó una decisión muy certera al entregar a Nubar Pashá el cargo de apelar ante los Estados europeos. Boghós Nubar tiene amplias relaciones y conocidos en el mundo diplomático, tiene la infinita facilidad de desembolsar –lo cual es un gran factor en este tipo de función- y habilidad en el ámbito diplomático.”

 

Como jefe de la Delegación Nacional, Boghós Nubar inició expeditivamente la tarea de elegir a sus miembros. En su opinión, la delegación debía integrar únicamente figuras armenias occidentales, de manera que los círculos gobernantes europeos y turcos no los trataran como enviados de Rusia u otro país. A pedido de Boghós Nubar, fueron incluidos el Primado de la Diócesis Armenia de Europa, obispo Kevork Utudjian, el vicepresidente de la Unión General Armenia de Beneficencia y reconocido orientalista Yakub Artin Pashá, el ex director de la Escuela Central de Constantinopla, abogado Harutiun Mosdichian y el destacado educador y poeta Minas Cheraz.

 

Minas Cheraz

 

A diferencia de los líderes religiosos anteriores a la Delegación Nacional, Boghós Nubar presentó la cuestión no desde una perspectiva humanitaria sino materialista. Como resultado, en 1914 se logró un tratado que imponía reformas a Turquía, el que desafortunadamente no se implementó debido a la Segunda Guerra Mundial. En abril de 1919, Boghós Nubar y Avedis Aharonian, por entonces presidente de la Delegación Armenia, firmaron un acuerdo con Amercom, y la Armenia independiente recibió importantes envíos de harina y otros productos alimenticios en concepto de ayuda. En el transcurso de unos pocos meses fue enviado un total de 1.600.000 francos como donación a los armenios occidentales. En 1919, Boghós Nubar se presentó en la conferencia de París como jefe de la delegación de armenios occidentales, junto con la delegación de la República de Armenia. El 29 de octubre de 1919 envió delegados a Armenia con la propuesta de formar un gobierno unificado, pero no se llegó a un acuerdo.

 

Debido al deterioro de su salud, Boghós Nubar debió renunciar a su cargo de presidente de la UGAB el 28 de mayo de 1928, siendo reemplazado por Calouste Gulbenkian. Boghós Nubar Pasha fue declarado presidente honorario vitalicio.

Boghós Nubar fue tan querido por el pueblo armenio, que lo honró con el título de "pashá". El pueblo construido con recursos reunidos por Boghós Nubar en las afueras de Yereván, en 1937 fue bautizado Nubarashén en su honor. Luego, las autoridades soviéticas lo renombraron Sovetashén.

 

Entrada a Nubarashén

 

El gran filántropo falleció el 26 de julio de 1930. Fue padre de 4 hijos varones y 1 hija.

Noticias

Noticias similares