Se conmemoró el 202º aniversario del nacimiento del pintor Hovhannes Aivazian

am en es ru
Aysor ashkharhahrhch`ak tsovankarich`  Hovhannes Ayvazovskow tsnndyan orn e_82471

"En su persona estaban entrelazados el general, el obispo, el pintor, el armenio, el aldeano ingenuo y Otello"

Anton Chekhov

 

Aivazovsky nació el 29 de julio de 1817 en Crimea, en el seno de la familia conformada por Constantin y Hripsimé Aivazian (Ayvazovsky). Su padre Gevorg, quien debido a las circunstancias cambió su nombre por Constantin, emigró de Moldavia, fue un comerciante minorista. De su matrimonio con Hripsimé nacieron cinco hijos, de los cuales uno sería en el futuro un famoso pintor marinista. Desde su infancia, Hovhannés se distinguió por sus habilidades únicas, que notó por primera vez el arquitecto de Teodosia Yakov Kristianovich Koch, quien comenzó a dar clases magistrales, además de proporcionarle al joven Hovhannés pinturas, lápices y papel para que pudiera crear.

 

 

Luego de tomar clases magistrales de arte, Aivazovsky recibió su educación primaria en la escuela parroquial armenia en Teodosia, y luego en el gimnasio ruso de Simferopol. Ya entre 1883 y 1887, su talento es valorado por el estado, el que financia sus estudios en la Academia Imperial de Bellas Artes de San Petersburgo. Allí, su primer maestro de plástica fue Johan Ludwig Gross.

En 1835, por el paisaje "Vista de la orilla del mar en las cercanías de San Petersburgo" y "Estudio del aire sobre el mar" recibió una medalla de plata y fue designado asistente del paisajista francés Phillipe Tanneur.

 

El "Huracán" de Aivazovsky es obra de un talento excepcional, como todas sus tormentas. En este rubro es un maestro sin competidores. Hay calma en sus tormentas, existe aquella belleza eterna que puedes observar cuando miras al mar tempestuoso".

Fyodor Dostoievski

 

"Huracán", lienzo de 1899

 

Durante sus estudios con Tanneur, pintó varios paisajísticos, cinco de los cuales fueron presentados en la exhibición de la Academia de Bellas Artes de 1836, que fueron sacados debido a que Tanneur le había prohibido realizar exposiciones personales de sus trabajos, por lo que presentó una queja al zar, quien hizo retirar los cuadros de la exposición. Seis meses después, continuó sus estudios en la cátedra de plástica del profesor Alexander Ivanovich Sauerweid, formándose en técnicas de pinturas marinas militares. En septiembre de 1837, Aivazovsky recibió una medalla de oro por su cuadro "Calma". Esto le dio derecho a un viaje de dos años a Crimea y Europa.

En 1838, el gran pintor ya estaba en su nativa Crimea, donde creó una tras otra gran cantidad de grandes obras maestras, entre las cuales está el "Escuadrón de descenso en el valle de Subash". A sus 22 años lo vemos nuevamente en San Petersburgo, donde recibió su certificado de graduación y el 1er grado de nobleza.

 

"El descenso de Noé del Ararat"- 1889

 

Después de su graduación, Aivazovsky viajó a Europa, donde participó en muchas exposiciones, exploró las diversas culturas y los artistas que han sido influenciados por estas, creando obras maestras. En 1840, viajó con Vasili Sternberg a Roma, visitó la isla de San Lázaro frente a Venecia, Florencia y otros lugares junto a su hermano. Luego fue a trabajar a la ciudad italiana de Sorrento, donde su primera pintura fue "Caos", que a su vez le valió otra medalla de oro del Papa Gregorio XVI. Durante sus años en Italia, fue galardonado con la medalla de Oro de la Academia de Bellas Artes de París, la Legión de Honor, y en Amsterdam recibió el título de académico.

 

"Caos. La creación del mundo"- 1841

 

Aivazovsky realizó una gira de 4 años por diferentes ciudades de Europa interiorizándose por sus culturas, visitando diferentes escuelas y academias, y lo más importante, recorriendo diferentes costas. En 1844 volvió a Rusia, donde también recibió el título de académico y fue nombrado pintor oficial del Estado Mayor de la Armada rusa.

 

"La batalla ruso-turca de Sinop"- 1853

 

Pronto, Ayvazovski se estableció en Teodosia, construyó su estudio y participó en la Guerra de Crimea, la que también pintó. Algunos de los cuadros de esos años son "La batalla ruso-turca de Sinop", "Batalla naval", "La defensa de Sebastopol".

 

En 1868 viajó al Cáucaso, donde bajo la influencia de sus hermosos paisajes pintó "La garganta del Darial" y "Vista de Tiflis". Luego presentó sus obras en una exposición de arte en la capital georgiana, en 1869. En 1873, creó su famoso autorretrato, que se encuentra en la galería Pitty Hall.

 

Con su primera esposa Julia Graves y sus hijas

 

 

Durante este tiempo Aivazovsky se casó, aunque el matrimonio no tuvo éxito. En 1877 la Santa Sede de Echmiadzín permitió que legalizara su divorcio de su mujer inglesa, Julia Graves. Una de las razones del divorcio fue que las hijas de Ayvazovski fueron desconectadas por Graves del entorno armenio y casadas ​​con extranjeros. En 1882, Ayvazovsky se casó con Anna Sarkissian-Burnazian, lo que al respecto escribió: "Hacía 20 años desde que no estaba con mi primera mujer, y no la vi en 14 años. Cinco años después, el sínodo de Echmiadzín y el Catolicós me concedieron el divorcio; así pude volver a formalizar pareja. Sólo que temía mucho volver a atarme a cualquier otro pueblo... Me salvaron de mi primer boda, y con ello, volví a acercarme nuevamente a mi nación... "

 

Retrato de su segunda esposa Anna Sarkissian-Burnazian.

 

A continuación, el artista, basándose en su excelente memoria visual, pintó uno tras otro, con gran celeridad las obras que hoy se exponen en el museo del Louvre en París, el museo Hermitage de San Petersburgo, la galería Uffici de Florencia, en la galería Nacional de Armenia, en la Casa-museo de Martiros Saryan y conservados por innumerables coleccionistas.

 

"La novena ola", óleo pintado en cinco días

 

"Que cada cual diga lo que quiera. En toda esfera hay estrellas de primer magnitud, como ha sido en el caso en la historia del arte. Aivazovsky, al parecer, domina el secreto de la preparación de la pintura, ni siquiera he visto semejantes tonos encendidos y límpidos en las casas de plástica".

Ivan Kramskoy

 

Aivazovsky fue el primer ciudadano honorario de Teodosia. A lo largo de su vida participó activamente en su mejora, contribuyendo a la prosperidad de la ciudad. Su influencia en la vida teodosiana fue enorme. El artista abrió una escuela de arte, convirtiéndola en uno de los centros de cultura pictórica más importantes en el sur de Rusia. Por iniciativa suya, se construyeron una sala de conciertos y una biblioteca.

 

"Vista de San Petersburgo" - 1888

 

Aunque por diversas razones se insiste en que Aivazovsky fue un artista ruso, existen innumerables pruebas de su identidad claramente armenia. Se sabe que en varias oportunidades, había sido galardonado por las autoridades otomanas, por ejemplo, en 1858, con la orden del Mejidié y en 1874, con la orden Osmanieh. Sin embargo, cuando en la década de 1890, Aivazovsky se enteró de las matanzas de cientos de miles de armenios perpetradas por el sultán Abdul-Hamid II, su indignación lo llevó a deshacerse apresuradamente de todos los premios otomanos. Después de atarlos todos al collar de su perro, los paseó caminando por las calles de Teodosia. Se supo que toda la ciudad se unió a la procesión. Rodeado por una gran multitud, Aivazovsky se dirigió hacia el mar. Pidió un bote y, zarpó a una distancia considerable de la costa, levantó los galardones por sobre su cabeza y los arrojó al mar. Tiempo después, durante un encuentro con el cónsul turco, le dijo que su " sangriento soberano" podía hacer lo mismo con sus pinturas, por lo que no se arrepentiría.

 

"El pogromo de los armenios en Trabizon" - 1895

 

"Pernocte. Tragedia en el mar de Marmara" - 1897

 

Frustrado por la política agresiva de los turcos, Aivazovsky creó varias pinturas en apoyo de los armenios caídos en desgracia, que representan los crueles crímenes de los turcos contra su pueblo, y que por entonces fueron expuestos reiteradamente en las exposiciones más prestigiosas de Europa y luego vendidas. Envió todos los ingresos en concepto de ayuda a los refugiados armenios. Ante el arribo de algunos refugiados a Teodosia, el gran artista no esperó la ayuda del gobierno o de la alcaldía de la ciudad, se encontró con ellos en la entrada de Teodosia y les ofreció establecerse en su amplia propiedad, suministrándoles algún dinero por primera vez.

 

Vista actual de su mansión en Teodosia

 

Hovhannés Aivazovsky estuvo trabajando literalmente hasta su último aliento. El día de su muerte, había comenzado a pintar el lienzo “La explosión de la nave turca”, que no pudo terminar.

 

"La explosión de la nave turca" su último trabajo inconcluso, de 1900

 

Aivazovsky murió a la edad de 82 años, el 2 de mayo de 1900, a causa de una hemorragia cerebral. Según su voluntad, fue enterrado en el patio de la iglesia Surp Sarkis en Teodosia, donde fue bautizado y contrajo matrimonio.

 

Su última foto del 18 de abril de 1900, en su casa de Teodosia

 

Hoy en día, innumerables monumentos, lugares y calles, llevan su nombre en todo el mundo. Al menos 11 países emitieron sellos postales de Aivazovsky y de sus pinturas.

 

Sus restos reposan en el patio de la iglesia Surp Sarkis de Teodosia

 

Entre las aproximadamente 6.000 pinturas creadas por él, son reconocidas y hasta objeto de veneración: La Creación del Mundo, La Novena Ola, El Mar Negro, La Muerte de Alejandro Tercero, El Retrato de Jrimian Hayrig y muchos otros. Durante la celebración del 200º aniversario de Hovhannes Aivazovsky en Moscú, el periódico Komsomolskaya Pravda se refirió a los cuadros pacificadores de Aivazovsky, mencionando particularmente que durante la reunión de John Kennedy y Nikita Khrushchev en la Casa Blanca, el mandatario norteamericano había solicitado que fueran colgados los cuadros de Aivazovsky, incluido "La nave auxiliadora", auspiciante de las negociaciones de paz llevadas a cabo entre los rusos y los estadounidenses.

Noticias

Noticias similares