Hoy se conmemora el 91º aniversario del nacimiento del gran maestro plástico Minás Avetisyan.

am en es ru
Aysor gowyneri varpet Minas Avetisyani tsnndyan orn e_79543

 

 

"Como él, hay pocos pintores en el mundo; si digo que no, créanlo. ¡Qué potente es! Es armenio, antiguo, y totalmente nuevo. Es sorprendente..."

WILLIAM SAROYAN

 

El pintor Minás Avetisyan nació el 20 de julio de 1928 en Jajur, en la familia del herrero Karapet. La madre de Minás, Sophó, era hija de un sacerdote de Kars. Pronto, Minás se encuentra accidentalmente con el pintor Hakob Ananikyan, quien llega a adquirir un significado decisivo para la vida y la actividad de Minás. El destino también le tenía reservado un encuentro con el eximio artista plástico Martirós Saryan, cuando tenía sólo 18 años.

 

 

"Minas, soy 50 años mayor que vos. Lástima, me queda poco tiempo. ¿Dónde estabas? Hubieras llegado un poco antes. ¡No olvides que al arte le encanta luchar! Ahora, ya no estoy solo. Vos tampoco estás solo. Por lo tanto, sigue atreviéndote. Creo en tu buena mano"

MARTIROS SARYAN

 

Minas adquirió su formación estética en la academia de plástica “Panós Terlemezian”; más tarde en el Instituto Estatal de Artes plásticas y dramáticas de Yereván, luego de lo cual se pasó al Instituto de Pintura, Escultura y Arquitectura de Leningrado “Ilya Repin”, donde se graduó en 1960.

 

 

Desde su retorno a Yereván, el maestro Avetisyan gozó de gran popularidad y reconocimiento. Dos años después de su repatriación, participó en "La Exposición de los Cinco", convirtiéndose en miembro de la Unión de Artistas Plásticos de la ex URSS. En 1968, el gobierno de la ex RSS de Armenia lo reconoció en la categoría de “artista emérito”, otorgándole ese título honorífico. Ese, fue un año interesante porque Avetisyan realizó su primer intento cinematográfico, filmando “El color de la tierra armenia” de Mikael Vardanov. Su talento y la dedicación a su trabajo fueron tan notorios que desde los primeros años de su vida artística se comenzó a escribir su biografía. De todas ellas, es particularmente importante la monografía “Minas Avetisyan”, de Henrik Igityan, publicada en 1970 por la editorial moscovita Sovetskiy khudojnik. En 1964, Minas Avetisyan se casó con la pintora Gayane Mamajanyan, con quien tuvo a sus hijos Arman y Narek.

 

 

Avetisyan fue un pintor polifacético y prestó gran atención a sí mismo y a su trabajo. Pintó más de 500 lienzos, creó cientos de dibujos, frescos de grandes dimensiones, retratos, naturalezas muertas, etc. Algunas de sus más famosas obras refieren al pasado Gran Genocidio Armenio. A este período pertenece el díptico “Camino; las memorias de mis padres” y “En el camino a Der El Zor”, de 1965-1967. En Yereván, Gyumrí y el pueblo de Vahramaberd pintó 20 murales. Los frescos de Gyumrí sufrieron daños parciales como resultado del terremoto de Spitak.

 

 

De la larga lista de cuadros suyos merecen nombrarse: "Mi madre", "En el balcón", "Visión", "Conversación", "Lectura de Narekatsi".

Su pueblo de nacimiento, Jajur, fue inmortalizado en numerosas obras como: "Tejen alfombras", "Khnotsí", "La Aldea", "El dormido" y "Jajur". También es el autor de las escenografías para la ópera "Almast" de A. Spendiaryan y el ballet "Gayané", de A. Khachaturian.

 

"El temperamento de Minas es poderoso, fulgurante... Siendo un artista de inspiración sinfonista, penetró en el teatro con pensamientos amplios y profundos. Transfirió su poderoso sinfonismo en la pintura teatral...”

ARAM KHACHATURIAN

 

 

Inexplicablemente, el 1º de enero de 1972, se desató un incendio en el estudio de Avetisyan, perdiéndose todas las obras y objetos allí guardados, incluidos los cuadros que había apartado para su exposición personal en París y su archivo personal. Algún tiempo después, también sufrió la destrucción de algunos lienzos presentados en la exposición de Beirut, como resultado del bombardeo de la ciudad.

Este lamentable hecho hizo mella y dejó un profundo rastro psicológico en la vida de Minás, sintiéndose perdido. De todos modos, se podría haber hablado del maestro Avetisyan en las décadas de 1980 y 1990, si no hubiera ocurrido el peor accidente de su vida. El 16 de febrero de 1975, sufrió un grave siniestro vial en Yereván, falleciendo una semana después, el 24 de febrero, a los 47 años.

 

Su inconmensurable talento fue ampliamente reconocido, incluso después de su muerte. Minas Avetisyan fue galardonado a título póstumo con el Premio Estatal de la ex RSS de Armenia y el Premio Martiros Saryan. En 1982 fue inaugurada su casa-museo en Jadjur, aunque luego del luctuoso terremoto de Spitak, sus obras fueron trasladadas a la Galería Nacional de Armenia.

 

 

 

 

Noticias

Noticias similares