Se conmemoró otro aniversario del gran benefactor armenio Kirk Kerkorian

am en es ru
Aysor hay metsanown barerar  K`erk` K`erk`oryani tsnndyan orn e_64812

 

"A veces no sabes de dónde a dónde llegas. Cuando vendía periódicos a los nueve años, no imaginaba que algún día estos periódicos escribirían sobre mí..."

 

 

El benefactor armenio de renombre mundial Kirk Kerkorian nació el 6 de junio de 1917 en Fresno, California, en el seno de la familia de Aarón y Lilia, siendo el cuarto y más pequeño de sus hijos. Pronto, la familia Kerkorian se mudó a Los Ángeles debido a problemas sociales, donde Kirk inició su camino al éxito y, por extraño que fuera, lo hizo vendiendo periódicos en la calle. Ya un niño de 8-9 años, hacía casi cualquier trabajo para aportar dinero a su casa. En poco tiempo, Kirk comenzó a ocuparse de "cosas grandes"; solía ​​comprar autos viejos, luego pintarlos y los vendía a un precio USD 10-15 mayor.

 

 

En cuanto a su estudio, debe notarse que debido a los problemas sociales mencionados anteriormente, la familia de Kirk a menudo cambiaba el lugar de residencia, lo que llevó al hecho de que siempre era un recién llegado a la escuela, y seleccionaba formas no pacíficas para reafirmar su personalidad adolescente. Fue ayudado por un hermano boxeador que tuvo un gran impacto en su interés por el boxeo, y quien lo hizo abandonar sus estudios en el 8º grado. Hoy podríamos haber conocido a un Kirk Kirkorian boxeador, si Ted O Flaherty no se hubiera cruzado en su camino, para quien trabajó como asistente en la colocación de hornos, pero que en su tiempo libre lo llevaba a un aeródromo, donde nuestro homenajeado tuvo la oportunidad de volar por primera vez. De ahí en más prefirió dedicarse a los aviones. De hecho, esa actividad le permitió reunir su primer millón de dólares.

 

 

Más tarde, viaja al desierto de Mojave, donde se encuentra la Base Aérea Edwards de la Fuerza Aérea de los EEUU. Allí le solicita al director que le permita convertirse en piloto ya que sus posibilidades financieras le impedían recibir una educación adecuada. Seis meses más tarde, logró calificar como piloto profesional e inmediatamente se puso a trabajar en una ruta canadiense-europea. Trabajando y ahorrando sus salarios durante 2,5 años, Kerkorian tiene la oportunidad de adqurir su primer avión en 1945, y con el, realizar vuelos privados. Tras conocer y frecuentar Las Vegas, comenzó a ser reconocido como un jugador experto que ganaba o perdía 50-800.000 dólares por noche. De esta forma, en 1969 compró su primer casino en Las Vegas.

 

 

Dos años más tarde, Kerkorian adquirió una pequeña aerolínea que mantenía una conexión aérea entre Los Ángeles y Las Vegas. Unos 20 años después, el gran magnate se convierte en el propietario de la Unión de Telecomunicaciones de los EEUU. Compra 80 acres de tierra por $ 960.000; transacción inmobiliaria que es reconocida más tarde como el acuerdo de tierras más exitoso en la historia de Las Vegas.

Pronto Kerkorian se transforma en el propietario de los hoteles MGM, Flamingo, International, Grand Hotel y hace todo lo posible para garantizar las prestaciones para todas las edades y condiciones sociales.

 

 

En 1969, adquirió títulos en el mundialmente famoso Metro Goldwyn Mayer, y posteriormente en Columbia Pictures, United Artists y 20th Century Fox. El rubro automotor también fue de su interés; adquiere parte de Chrysler, lo que le aporta grandes satisfacciones. Posteriormente, Kerkorian también adquirió acciones de General Motors.

 

 

En cuanto a Armenia y a sus raíces familiares, Kerkorian participó activamente a través de su fundación benéfica, The Lincy Foundation, que llevaba el nombre de sus hijas, Linda y Tracy. Se calcula que la fundación donó más de USD 1 billón, aunque Kerkorian nunca permitió que se nombrara nada en su honor. Uno de los más importantes aportes de la fundación permitió cubrir la mitad del costo de la carretera de 80 kilómetros que conecta a Armenia con Artsaj, que por su alto valor estratégico tras la liberación de Artsaj, fue denominada "la ruta de la vida". Durante la próxima década, Kerkorian financió más de USD 200 millones en proyectos de infraestructura en Armenia, incluidos USD 60 millones para la reconstrucción de escuelas y calles, y la renovación de numerosos museos, teatros y salas de conciertos.

 

 

En cuanto a la vida personal de Kerkorian, este se casó tres veces; primero con Hilda Schmidt en 1943, de quien se divorció nueve años después. En 1955 se unió en matrimonio con una ex bailarina, Jean Maree Hardy, con quien tuvo una hija, Tracy, y adoptó otra, a quien llamaron Linda. 29 años más tarde Kerkorian se divorcia nuevamente. Su tercer matrimonio, de muy corta vida, data de 1999. Fue con la tenista profesional Lisa Bonder, 48 años menor que él, que duró solo un mes, y que lo vio involucrado en una falsa denuncia por paternidad que no prosperó.

 

 

Esta singular personalidad del mundo de las finanzas y los emprendimientos exitosos, murió a los 98 años, el 15 de junio de 2015, en Los Ángeles. Kerkorian, según las directivas que dejara, su testamento fue revelado en circunstancias secretas, y en el cual constaba que todas sus pertenencias debían ser vendidas o entregadas a obras de caridad. Permaneció leal a sus valores y principios, incluso después de su muerte. La Fundación Lincy se disolvió en 2011 luego de 22 años de actividades caritativas y de entregar sus últimos USD 200 millones a la Universidad de California. La mitad se destinó a investigaciones médicas, becas y otros proyectos, mientras que la otra mitad se destinó a crear el "Fondo de los sueños" para causas benéficas en todo el país.

Hoy en día, el libro biográfico de Kerkorian "The gambler" (el apostador) goza de gran popularidad entre los jóvenes, así como su póstuma "La promesa", film financiado y realizado por encargo suyo para la difusión de la problemática del Genocidio Armenio.

 

 

 

Noticias

Noticias similares