Մեր ճակատի գիրը մենք պիտի գրենք

Ժամանակն է` գրենք մեր ճակատի գիրը, որ ուրիշները չգրեն, որովհետև ինչ էլ որ գրել են ուրիշները մինչև հիմա, ի վնաս մեզ է եղել

ՍՈՍ ՍԱՐԳՍՅԱՆ

El proceso está guiado: es un encargo. El propósito: socavar la Iglesia Armenia

am es
Gortsent`ats`n owghordvowm e, sa patver e, npatake,  Hayots` ekeghets`in k`ayk`ayeln e_66225

Entrevista al licenciado en Ciencias Históricas, Avag Harutiunyan

-Un grupo de personas ha salido a la calle, hacen manifestaciones. En nombre de reformas de la iglesia, consideran su misión hacer acusaciones contra la Iglesia Armenia, contra la Santa Sede y el Catolicós de Todos los Armenios. Y lo hacen con injurias y falsedades impropias de un cristiano. Según su evaluación, ¿con qué fenómeno nos estamos enfrentando? 

-Me referiré a la cuestión primero, como historiador, examinando la situación desde la distancia del tiempo. Lo que está sucediendo ahora, por lo menos para mí, no es ninguna novedad. Durante años he estudiado la obra del arzobispo Maghakiá Ormanian, y atendiendo los acontecimientos actuales, me vino a la mente lo que sucedió con él: en 1900, después de la revolución de los Jóvenes Turcos, se había creado una situación casi similar, entre otras, con las comunidades religiosas: griega, judía, católica. También, en Constantinopla se exigió que el patriarca de entonces, arzobispo Maghakiá Ormanian, renunciara. Y nuevamente un grupo de manifestantes, como en estos días, protestaron e irrumpieron en el patriarcado, y exigieron al Catolicós que renuncie, diciendo que debido al golpe de los Jóvenes Turcos, en el Imperio Otomano se había creado una situación nueva, y concordando con ello, debíamos tener un nuevo patriarca.

En la época soviética también se había creado una situación parecida: aparecieron alianzas, cuyos miembros decían que se sistema soviético había sido establecido, y que entonces, la iglesia debe disolverse, como también la función de Catolicós. Publicaban libros y revistas. En esa época, lamentablemente también, entre los activos participantes había servidores religiosos, quienes durante décadas habían considerado su deber servir obedientemente a la Santa Iglesia Apostólica Armenia y a su Catolicós, pero que después del establecimiento del régimen soviético, súbitamente pedían la renuncia del Catolicós Kevork V Sureniantz. Ellos también ponían como motivo la renovación de la iglesia; sin embargo, en el sentido profundo, el objetivo era la disolución de la iglesia.

Lo mismo ocurre hoy.

-¿Y cómo explica Ud. tal comportamiento de los religiosos? Da la impresión de que estas personas se dejan llevar por los vientos de la revolución de terciopelo acaecida en el país.

-Tengo entendido que según el estatuto de la Iglesia Armenia, cada religioso, desde el diácono hasta los obispos y sacerdotes, cuando reciben el llamado espiritual y comienzan a realizar su función, entre otros pasos, también dan un juramento de obediencia al Catolicós de Todos los Armenios. Hay que tener conciencia de que hay una gran diferencia entre las autoridades espirituales y civiles. Primero, el Catolicós no es presidente, no es primer ministro, ni ministro, ni diputado. La iglesia no es una estructura civil, su gobernante no es un funcionario civil. Por lo tanto, debemos observar la situación desde esa perspectiva. Los aires políticos o civiles no pueden extenderse sobre la iglesia. Es más; emplear esos métodos inadmisibles, con respecto a la estructura espiritual y a su gobernante, es condenable e inaceptable.

-La persona civil puede no ser consciente de todo esto, sin embargo, en el caso de los religiosos que protestan, la actitud es totalmente incomprensible. Ellos, como dijimos, juran ante el Catolicós, pero ahora, rompiendo su juramento, van en contra de las leyes de la iglesia. Es ingenuo pensar que no son conscientes de que con su proceder ponen en riesgo la unidad de la iglesia.

-Por supuesto, ellos entienden muy bien qué están haciendo. Yo noto que detrás de estos procesos hay gente que los guía: están realizando un encargo.  He observado atentamente los videos de los manifestantes. Vemos en total 50 ó 100 personas, no más, pero la iglesia Apostólica Armenia y su gobernante, el Catolicós de Todos los Armenios, no es, para nada, el Catolicós de esas 50, 100 ó 1000 personas.

La iglesia apostólica Armenia es hoy la única estructura que tiene un rol pan armenio, global, tanto en su aspecto nacional como organizativo. En las repúblicas de Armenia y Artsaj, en Djavajk, y en cualquier comunidad de la Diáspora, la armenidad está representada con nuestra iglesia. Esto significa que la iglesia armenia no es solamente una estructura religiosa, sino que es una estructura pan armenia, destinada a la preservar la identidad armenia. No tenemos otra estructura similar.

En el mundo globalizado ha quedado sólo esta estructura. Entonces, piensan qué hacer: eliminarla. Aquí la cuestión, en mi opinión, no es el actual gobernante de la iglesia armenia. Para nada. La persona del Catolicós de todos los Armenios Karekin II es utilizada como motivo. No es casual que los manifestantes consideren su deber acentuar, en primer lugar, que su movimiento no está dirigido a la iglesia, sino solamente al gobernante de la iglesia. Con esas expresiones, solamente pueden engañar a los ingenuos. Para el hombre consciente es claro que todo eso está dirigido contra la iglesia misma. Por lo tanto, sea quien fuere quien esté sentado en el trono de la iglesia, ellos se comportarían de la misma manera, ya que el objetivo es destruir la iglesia y eliminarla.

Esas acusaciones dirigidas a Karekin II, en 1900 fueron dirigidas de manera más áspera y más lamentable al Patriarca Ormanian. Tenían carácter personal, financiero, ritual, y por supuesto, todas carecían de fundamento. En ese momento, el Patriarca Ormanian redactó un informe especial y demostró que las acusaciones no eran fundamentadas. De la misma manera, carecían de fundamento también, las acusaciones dirigidas a Kevork V en los años ’20 de la época soviética. Sin embargo, cuando comienza un movimiento de protesta, las personas dejan de escuchar, y entienden que las acusaciones son infundios. Se presentan pruebas falsas a la sociedad, y ésta las acepta como la última verdad.

-Desde la independencia, nuestro pueblo, habiendo pasado la época soviética atea, pareciera que vive un renacimiento espiritual. Con frecuencia visito iglesias, participo de las misas, de los eventos religiosos, y es regocijante que los jóvenes sean gran número. Pero junto a todo esto, lamentablemente, no son pocos quienes miran la iglesia con ojos foráneos ¿Qué hacer en esos casos? ¿Cómo apoyar a nuestra iglesia?

-Lamentablemente, entre nosotros hay un ambiente moral y psicológico, donde la crítica –no importa si está fundamentada o no- es aceptada más amablemente que la palabra seria y fundamentada.  Sin dejar de apreciar, para nada, los ritos de otras iglesias, debo decir, que la base de la iglesia armenia desde sus comienzos ha sido asentada sobre el principio nacional-popular, el cual es una categoría varias veces más alta que el principio de democracia.

El pueblo ha sido la base de nuestra iglesia. La Iglesia Apostólica Armenia no es sólo el Catolicós y los servidores de la iglesia, sino que es nuestro pueblo. Esto significa que es deber del ciudadano armenio laico, mantener y desarrollar la Iglesia Armenia, por ser ella, una estructura pan nacional, universal. Con esta lógica es que debemos apoyar hoy a nuestra iglesia.

Por lo tanto, mi exhorto a nuestros compatriotas: que manifiesten esa sabiduría y esa fuerza que llevan dentro, y que no sigan a un grupo de manifestantes.

-También es muy importante que nuestro pueblo esté informado, que sepa quiénes son los que protestan contra nuestra iglesia, qué propósitos persiguen, en realidad. Por ejemplo, el manifestante Karen Petrosyan ha participado en la revolución de terciopelo, y se sabe que quería el cargo de marzpet (gobernador) de Shirak. Sin embargo, al no ser tenido en cuenta y no formar parte del gobierno de Nikol Pashinyan, trata de convertirse en el “revolucionario” del campo espiritual de Armenia.

-Así es. Y no sólo Karen Petrosyan. Los otros también piensan así. Y ahora ellos son guiados y son usados en este movimiento. No conozco personalmente a la persona que Ud. menciona, pero vi a unos cuantos como él en ese grupo: aquellos que no han sido tenidos en cuenta en el actual gobierno, no están satisfechos porque no han recibido lo que querían; sus ambiciones no fueron contempladas, y ahora están a la cabeza del movimiento. A estas personas nunca les importó la Iglesia Armenia; no les preocupa el destino de la iglesia. Sólo tienen en mente satisfacer sus exigencias.

El mismo Koriún apeghá durante años ha sido el superior de la iglesia Surp Kayané. Quisiera saber, como superior ¿por qué no proponía estas cuestiones, desde adentro? No hay una estructura ideal; en todas las estructuras religiosas hay ciertos problemas. Si su propósito es bueno, y si hay deseos de mejorar, puede hacerlo sin estruendo. Entonces ¿por qué el Padre Koriun ha callado, y por qué, justo ahora, lo manifiesta de esta manera?

-El Catolicós de Todos los Armenios es elegido por parte de un Congreso Nacional Eclesiástico, y su reinado es vitalicio, por lo tanto, ¿qué significa “exigir la renuncia del Catolicós”?. Estas personas ¿no conocen la historia, las leyes de la iglesia, tradiciones? ¿O es que lo que están haciendo, es tendencioso?

-Sí, exigir la renuncia del Catolicós está en contra de los estatutos de la Iglesia Armenia, que funcionan desde hace milenios. El Padre Koriun como religioso, debe saber esto muy bien. Estoy seguro de que sabe que no se pide la renuncia al Catolicós. Se ve que al Padre Koriun alguien le ha prometido que él será Catolicós, y con esos aires ha salido a la calle.

-En ese caso, los religiosos que violan los estatutos de la Iglesia Armenia, ¿no son castigados?

-Por supuesto, que lo son. Creo que el Catolicós de Todos los Armenios está demostrando una actitud paternal; caso contrario Él debería haber destituido al Padre Koriun inmediatamente, por haber actuado contra la iglesia y contra el gobernante de la Santa Sede, y por haber considerado nula su obediencia filial. Por los estatutos de la Iglesia Armenia, el Padre Koriun puede ser destituido. Esos estatutos han sido publicados desde antaño, no es información cerrada, secreta; está en todas las bibliotecas. Él ha infringido el juramento dado ante el trono de la Santa Sede, y debe ser destituido.

También Der Armén debe ser destituido. Él vino de Holanda y está organizando manifestaciones. Lo resumo en una pregunta: ¿Por qué has dejado tu rebaño y has venido acá? Vuelve a Holanda y ocúpate de tu feligresía, tu gente quizás está siendo sometida a los ataques  de la moral antihumana, anticristiana reinante en Holanda. Me parece que no es para nada casual su presencia en Yerevan. Se ve que le han prometido un gran cargo religioso en Europa.

Por otra parte, también, quizás ellos quieran que el Catolicós los destituya y así, que se agudice artificialmente este movimiento foráneo.

-Durante años escuchamos y leímos calumnias contra los padres espirituales de nuestra iglesia. Por más que sean falsas, como la gota que horada la piedra, van trabajando, dejando un sedimento peligroso en las mentes de la gente. ¿No es el momento de llevar esta cuestión al análisis de la sociedad, exigir que quienes difundan calumnias y falsedades asuman sus responsabilidades?

-Estoy totalmente de acuerdo con Ud. Estos ultrajes dirigidos a la Iglesia Armenia deben ser considerados como dirigidos a la armenidad. Nosotros tenemos un Estado de derecho, y todo debe ser resuelto según las leyes. En caso de calumnias y falsedades, deben funcionar los códigos penales o civiles, y asumir las responsabilidades. En caso contrario, ese Estado de derecho que todos queremos que tenga lugar, finalmente, no será. Y si no son castigados los estafadores, eventos similares pueden continuar.

Resumiendo, permítame decir que estamos tratando con un grupo de personas guiadas por ciertas fuerzas. De hecho, tanto en épocas del Patriarca Ormanian, como en los años soviéticos, se ha probado con documentos históricos que la lucha dirigida contra nuestra iglesia ha sido artificial e incentivada por extraños. Sus pasos, por supuesto, no fueron en interés de los armenios y de nuestra iglesia, sino que sólo perseguían el objetivo de socavar, disolver el sistema de milenios.

Estoy convencido de que hoy también hay una provocación dirigida a la Santa Iglesia Apostólica Armenia. También creo que este grupo no tendrá éxito. Nuestro pueblo, que dentro de sí tiene una fuerza espiritual inagotable, no se entregará al fraude. Y los que difunden calumnias y falsedades recibirán su castigo de Dios.

Arminé Simonyan

 

Լրահոս

Topics of Day

Նմանատիպ նորություններ