¿Es posible un acuerdo Unión Europea-Azerbaiyán?

am es
adrbejan-evramioutyoun-hamacaynoutyoune-hnaravor-e

VAHRAM ATANESYAN

 

Al visitar Bruselas en abril de este año, el ministro de Asuntos Exteriores de Azerbaiyán, Mammadyarov, declaró luego de las conversaciones que en un futuro próximo se firmará un acuerdo de cooperación con la Unión Europea. Los medios de prensa de Bakú informaron que para esa ocasión se está preparando la visita del presidente de Azerbaiyán a Bruselas. Sin embargo, poco después la Cancillería de Azerbaiyán emitió una declaración por la que las negociaciones con la Unión Europea continuaban y que no había una fecha en claro para firmar el acuerdo. Estos días, la parte azerbaiyana anunció que la próxima ronda de negociaciones está prevista para septiembre. Según cierta información transmitida a los medios por fuentes diplomáticas de la UE, en las discusiones sobre el acuerdo, la discrepancia de las partes es más aguda sobre las cuestiones comerciales. Existe la impresión de que la Unión Europea ha establecido una condición previa para la adhesión de Azerbaiyán a la Organización Mundial del Comercio, que Bakú rechaza. También han surgido problemas al evaluar la economía de Azerbaiyán. Si bien Bakú insiste en que en los últimos años se han llevado a cabo "reformas revolucionarias", la Unión Europea, por el contrario, se basa en sus propios estudios que demuestran que la "economía de Azerbaiyán sigue dependiendo en gran medida de las exportaciones de materias primas, en particular sus recursos energéticos, mientras que otros sectores están débilmente desarrollados".

 

Se entiende que la Unión Europea estableció una serie de pasos efectivos para liberalizar la economía en Azerbaiyán. El sistema político de ese país se basa en una economía centralizada y controlada por el gobierno, donde la influencia de la compañía petrolera estatal y varios otros importantes operadores económicos es crucial. Esto permite a las autoridades mantener la situación política bajo control. Cuando no hay economía de libre mercado, tampoco hay sociedad civil y, por lo tanto, no hay competencia política.

 

El problema de diversificar la economía azerbaiyana se vuelve crucial para Ilham Aliyev. Una fuente anónima de la UE dijo que Bruselas estaba lista para "pasar algunas noches sin dormir y llegar a un acuerdo si Bakú da un paso adelante". Es decir, se abrirá la posibilidad de firmar el acuerdo Azerbaiyán-UE si el gobierno de Ilham Aliyev adopta el proyecto europeo de reformas económicas. A este respecto, las publicaciones de la prensa azerí dan la impresión de que Bakú no está dispuesto a cumplir con las propuestas de la UE. Los expertos azerbaiyanos ponen el énfasis principal en la "eficiencia de un sistema económico particular", considerando que de esta manera Azerbaiyán "defiende sus propios intereses nacionales y geopolíticos".

 

De esta manera, las conversaciones UE-Azerbaiyán previstas para septiembre, transcurrirán en un clima extremadamente tenso. Una fuente diplomática de la Unión Europea ha proporcionado información insinuando que las discusiones con varios ministros del gobierno de Aliyev están avanzando de manera más constructiva. Por lo tanto, Bruselas da a entender que el gobierno de Aliyev no está unido, que hay alas innovadoras y conservadoras que tienen contradicciones internas. "La pelota está en el campo de Azerbaiyán; nosotros estamos listos para atravesar nuestro tramo del camino", dijo un diplomático europeo. Es difícil decir qué tipo de discusiones están teniendo lugar en Bakú en este momento, y el punto de vista de cuál sector del gobierno puede llegar a ser dominante.

 

Hay otro momento clave: Azerbaiyán insiste en que en el preámbulo político del acuerdo, la UE apoye inequívocamente su soberanía e integridad territorial. En Bruselas replicaron que del tema de Nagorno Karabagh se ocupa la copresidencia del Grupo Minsk de la OSCE, cuyo enfoque conceptual basado en los tres principios del Acta Final de Helsinki, es la base para un acuerdo pacífico. ¿Es posible que Bruselas haga concesiones sobre este tema, esperando lo mismo de Azerbaiyán en términos de liberalización de la economía? ¿Bakú ha hecho alguna propuesta semejante? Los expertos guardan silencio sobre esto. Pero la impresión general es que es poco probable que el acuerdo UE-Azerbaiyán se materialice antes de los cambios de las estructuras de la UE en otoño. Y luego comenzarán nuevas discusiones. Azerbaiyán es el único país de la Asociación Oriental que no ha firmado un nuevo acuerdo con la Unión Europea.

Noticias

Noticias similares