La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

El paso atrás de Aliyev. ¿Qué planea el gobierno azerbaiyano?

am es
aliei-hetqayle-inc-e-cragroum-adrbejani-isxanoutyoune

VAHRAM ATANESYAN

 

Los analistas califican de “sin precedentes” un fallo de estos días establecido por la Corte Suprema de Azerbaiyán, a través del cual se levantó la prohibición del servicio azerí de Radio Liberty Azerbaiyán y la transmisión de Meydan TV en el extranjero. Tal decisión fue tomada hace varios años por el Tribunal Civil de Bakú sobre la base de una demanda presentada por el Consejo de prensa de Azerbaiyán. Nadie duda de que el veredicto de la Corte Suprema se aprobó con el consentimiento de las autoridades o, más precisamente, por su instrucción directa. ¿Cuál es el plan del gobierno de Azerbaiyán para liberalizar las actividades de dos medios de comunicación, los que fueron acusados anteriormente de llevar a cabo una propaganda que destruía los cimientos de la estadidad?

 

Como escribimos con anterioridad, el próximo año deberán celebrarse elecciones parlamentarias en Azerbaiyán. Estas predeterminan la formación del poder en los dos vecinos inmediatos de Azerbaiyán, Armenia y Georgia. Según la constitución de Azerbaiyán, el Parlamento no tiene tal autoridad; es simplemente un órgano representativo, de hecho, no tiene influencia en el Poder Ejecutivo. Sin embargo, el Milli Mejlis tiene reservada la aprobación del primer ministro en su cargo y la supervisión del presupuesto estatal. La oposición aspira, al menos, a estar representada en el Parlamento.

 

Aparentemente, las autoridades azeríes han recibido el impulso para llevar a cabo elecciones parlamentarias -al menos formalmente-, en el ámbito internacional, o el propio Aliyev ha llegado a semejante conclusión, cayendo en la cuenta de que la alternativa puede llevar a protestas masivas y a un "terremoto" en el sistema político. En el artículo anterior, nos referimos al hecho de que el plan de Aliyev para desacreditar al frente Popular de Azerbaiyán Total y a su líder Kerimli, de intentar dejarlos fuera de la competencia política, conformando una nueva oposición de bolsillo, había fracasado.

 

La referida sentencia de la Corte Suprema de Azerbaiyán es otro testimonio de lo que se ha dicho, indirecto, aunque muy significativo. El público azerbaiyano tiene la posibilidad de recibir información de dos fuentes importantes. Durante años, estos han hablado de la corrupción del Gobierno de Aliyev y las restricciones sobre los derechos humanos y las libertades. La propaganda oficial llama a estas publicaciones "mandadas". Sus autores fueron objeto de persecuciones -incluso criminales-, como fue el caso de Khadija Ismaylova, una reportera de la estación radial del servicio azerí de Radio Liberty.

 

Actualmente, se está levantando la prohibición de los sitios web de los dos medios de comunicación. Aliyev dio un paso atrás. En este sentido, es más significativa la decisión del municipio de Bakú, que permite la acción de protesta de la oposición. Tendrá lugar el 8 de octubre, en una cortada, entre dos calles adyacentes al municipio de Bakú. Esta es la primera vez, que las autoridades permiten que la oposición celebre un evento en el centro de Bakú, desde las protestas masivas llevadas a cabo tras las elecciones parlamentarias de 2005.

Es cierto que el escrito que autoriza el evento, también contiene amenazas de que "cualquier intento de violar el orden público será severamente reprimido". Sin embargo, como el representante de la oposición Fuad Gahramanli ha declarado justamente, esta es "una pequeña victoria".

 

Qué derrotero seguirá esta acción de protesta, ya no es importante. Es esencial que la oposición pueda reunirse en el centro de Bakú con sus simpatizantes y presentar a las autoridades un claro reclamo: el de permitir manifestaciones políticas en los barrios céntricos de Bakú. ¿Aliyev tomará esa decisión? ¿Abrirá el centro de Bakú para las actividades de sus opositores políticos? En la primavera, la oposición pudo reunir a más de 10.000 simpatizantes en un estadio deportivo suburbano de Bakú. Ese fue el evento masivo más grande organizado por la oposición azerbaiyana en los últimos 15 años. Es imaginable qué cantidad y calidad de manifestaciones puede organizar la oposición, si se les habilita el centro de Bakú. ¿Aliyev se atreverá a llegar tan lejos? No se excluye que los pasos atrás dados se hayan hecho mediante un plan de provocación. El de autorizar un minoritario evento de la oposición, crear la ilusión de moderación de un orden público, la restricción de las libertades y los derechos, y tomar medidas burdas para finalmente aplastar a la oposición y presentar cargos criminales contra sus líderes. ¿Es posible que los sucesos se desarrollen en este escenario? El evento habilitado del 8 de octubre mostrará lo que el gobierno de Azerbaiyán está planeando realmente.

 

Noticias

Las más leídas

Noticias similares