Cocina de fin de año. Pakhlavá

am es ru
amanorya-xohanoc-paxlava

El Pakhlavá es un postre mundialmente famoso, que integra una larga lista de la pastelería popular de los pueblos de Medio Oriente, hecho básicamente de hojaldre, nueces secas, almíbar de miel. En el mundo, está ampliamente difundido en las comunidades armenias, griegas y árabes, siendo un postre invariablemente presente en todo almuerzo o cena, sobretodo junto a su inseparable compañero, el café oriental. De hecho, es una de las mejores opciones para ofrecer y engalanar nuestras mesas de Año Nuevo y Navidad, así como también en cualquier ocasión festiva. A continuación, les ofrecemos una variante del Paklavá sin masa filo, muy difundido en Armenia y países vecinos.

Ingredientes:

Para la masa

Huevo - 1 unidad

Manteca - 75 g

Leche - 60 ml

Harina – 2 ½ tazas

Azúcar - ½ cucharadita

Polvo para hornear - ½ cucharadita

Sal - ½ cucharadita

Para el relleno:

Nueces peladas- 300 g

Azúcar - 150 g

Jengibre en polvo – 1 cucharadita

Canela en polvo- ½ cucharadita

Para la cobertura:

Manteca - 100 g

Huevo – 1 unidad

Azúcar - 250 g

Agua – 200 ml

Miel - 3 cucharadas

Modo de preparación:

Para la preparación de la masa, caliente la leche, vertiéndola luego en un tazón, al que le agregará el azúcar y el polvo de hornear. Tras mezclar todo, deje descansar durante 10 -15 minutos. Mezcle la sal, la harina, la manteca, el huevo y la leche descansada con el azúcar y el polvo. Amase todo hasta lograr una consistencia blanda y homogénea (no pegajosa a los dedos). Deje descansar la masa durante 1 hora en un lugar cálido.

Mientras descansa la masa, puede preparar el relleno. Para ello, pique las nueces finamente, luego agréguele el azúcar, el jengibre y la canela. Mezcle todo y apártelo.

Luego tome la masa con las manos, espolvoree con harina e incorpórela amasando. Luego divídala en 9 trozos, uno de los cuales deberá ser algo más grande que los 8 restantes, la que dejará para el final. Tome la masa, amásela con palo o rodillo hasta obtener una capa delgada de aproximadamente 1 mm. Enmanteque una asadera rectangular y coloque esta primera capa cubriendo los rincones (si necesita recortar, los sobrantes incorpórelos al último bollo mayor). Abra otra capa de masa y colóquela sobre la primera capa, a la cual le habrá untado previamente manteca derretida. Esta doble capa sólo será necesaria para la base. Una vez acomodada la segunda capa, distribuya por encima 3 – 4 cucharadas soperas de relleno.

Repita la misma acción con las 7 bolas de masa restantes, conservando la última más grande. Ábrala con palo o rodillo hasta alcanzar una capa de 2-3 mm de espesor y cubra toda la superficie del Pakhlavá. Unte todo con una capa de huevo batido y córtelo todo diagonalmente en forma de rombos sin llegar a cortar la doble capa inferior, formando un damero. En el centro de cada rombo, ponga una nuez mariposa y hornee todo en el horno durante 10 minutos a 180 ºC.

Luego, retire la asadera; con el cuchillo vuelva a abrir los cortes diagonales, rellenándolos con manteca derretida. Luego hornee todo nuevamente; esta vez, durante 20 minutos.

Para preparar el almíbar líquido, agregue el azúcar y la miel a dos tazas de agua, hirviendo durante 10 minutos a un nivel moderado y mezclando continuamente.

Retire del horno, y nuevamente con un cuchillo repase los lugares tajeados. Rellene todos los surcos con almíbar, déjelo enfriar durante 1 hora antes de servirlo.

Y… parí ajoryág.

Noticias

Noticias similares