La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

Caso Amulsar. Pashinyan se reunió con los residentes de Jermuk

am es
amoulsari-harci-loucoume-karox-e-linel-henvac-hh-havasaraksrvac-sahi-vra-pasinyane-handipel-e-jermouki-bnakicnerin

El primer ministro Nikol Pashinyan realizó una visita de trabajo a la ciudad de Jermuk, en la provincia de Vayots Dzor, a fin de analizar y manifestar su posición con relación a la situación en la mina del monte Amulsar, con la población local.

Nikol Pashinyan recorrió Jermuk, visitó los centros turísticos y habló con los residentes acerca del conflicto con la empresa Lydian. El jefe del Gobierno armenio se refirió a los resultados de los estudios internacionales realizados en torno al proyecto de la mina aurífera en Amulsar y discutió las posibles soluciones de la situación creada.

 

El primer ministro también mantuvo un encuentro con los ciudadanos reunidos en la plaza Jermuk y dirigió una breve alocución. En esta, Nikol Pashinyan señaló que de las cartas recibidas sobre diferentes cuestiones, las referidas a Amulsar fueron las únicas que leyó personalmente desde el día de su elección como primer ministro. “En junio y julio del año pasado se me acumuló un gran lote de cartas, que yo mismo leí. Cuando dicen que escuche la voz del pueblo, esa voz siempre fue escuchada, y espero que sepan que en la Armenia de hoy, la voz del pueblo no puede ser ignorada. Como manifesté el año pasado, la solución a este problema puede basarse en el interés equilibrado de la República de Armenia. Ahora se afirma que el aire se contaminará, que el agua se contaminará, que el suelo se contaminará, que habrá ruidos, que se levantará polvo y que se contaminará el agua subterránea. Si resultara ser así, la mina no podrá ser explotada. Pero si no fuera este el caso, se trataría de una situación diferente”, opinó Pashinyan.

 

"El único engorro en toda esta historia es que ya no escuchamos lo que nos decimos. Hoy, este es el mayor problema. Digo que leí personalmente todas las cartas que me escribieron, todos los mensajes que me enviaron; cientos de páginas, durante junio y julio del año pasado. Este caso judicial se originó por mi propia iniciativa, los estudios analíticos internacionales llevados a cabo también se hicieron por iniciativa mía, y ese fue mi compromiso adquirido ante ustedes", enfatizó el primer ministro.

 

Nikol Pashinyan hizo referencia a los resultados de los estudios analíticos del proyecto minero en Amulsar. “Están las conclusiones de la consultora ELARD (Earth Link & Advanced Resources Development), y también varios comentarios sobre esos resultados. La conclusión oficial ya la han leído, la conocen; no hay peligro ni para el lago Seván, ni tampoco para las aguas minerales de Jermuk. El punto es la interpretación de las conclusiones a las que arribó ELARD. Existe un problema al respecto, y considerando que se generó un debate en torno al asunto, he decidido que mantendremos una conferencia vía Skype el jueves o viernes con el grupo de expertos de ELARD, donde les plantearemos que se creó un gran debate en Armenia acerca de lo que han escrito y cuál es su conclusión; que nos cuenten ellos mismos sus propias conclusiones. Toda esa conversación será grabada y publicada".

 

El mandatario le propuso a la población de Jermuk que vaya formulando preguntas relacionadas a las conclusiones, las que serán planteadas durante la consulta. "Aunque, de hecho, están los cuestionamientos públicos; esos también podemos recopilarlos. Si leyeron la transcripción de la versión taquigráfica de la reunión consultiva que mantuve durante la mañana del 19 de agosto, pudieron ver que las preguntas que ustedes me hicieron en nuestro encuentro, las planteé en aquella reunión consultiva. Se hace el encuentro, lo grabamos, lo publicamos, que ELARD interprete lo que ha escrito y sus conclusiones; las publicaremos y hablaremos”, dijo el primer ministro, y agregó que la consulta se realizará en persona, para que puedan darse respuestas claras y no surjan malinterpretaciones.

 

Al concluir su alocución, Pashinyan enfatizó: “Mi posición es una. Si resulta que es correcto el hecho de que nuestras aguas se contaminarán, que nuestro aire se contaminará, que nuestro pasto se contaminará y que  nuestro suelo se contaminará, la mina no podrá operar. Pero si resulta que el único problema es que mirando por la ventana aparece algún techo, esa, es una situación diferente que estudiaremos".

 

Luego, el primer ministro mantuvo una reunión con algunos representantes de la población de Jermuk.

Noticias

Noticias similares