República de Artsaj. El monasterio de Gandzasar

am en es ru
arcax-gancasar

Gandzasar es uno de los numerosos complejos monásticos de Artsaj, ubicado cerca del pueblo de Vank en la región de Mardakert (anteriormente en el distrito de Medz Arrank, provincia de Artsaj). El complejo monástico Gandzasar se llama así por el nombre de la colina ubicada frente al pueblo de Vank, en cuyo subsuelo existen minas de plata y otros metales (de gandz=tesoro y sar=monte).

Gandzasar era cabeza de la Diócesis local y contenía la bóveda familiar de los príncipes Khachen. Gracias al cuidado proporcionado por los príncipes de la familia Hasan-Jalalian, Gandzasar ha mantenido su papel de centro espiritual. El monasterio tuvo una rica manuscritoteca, un liceo religioso, donde se crearon manuscritos de gran valor, se educaban importantes figuras espirituales, que contribuían al desarrollo de la vida intelectual y cultural de Khachen y las áreas circundantes.

La Iglesia de San Juan Bautista de Ganasar fue construida por el Príncipe de Hasan-Jalal entre 1216-1238, y consagrada el 22 de julio de 1240. Entre 1400-1816 Gandzasar fue sede residencial de los catolicoses de Aghván. Desafortunadamente, tras la anexión forzada a Azerbaiyán en 1923, fue desocupado y sólo fue posible reconstruirlo entre 1993-1997.

De acuerdo a las pruebas históricas, en Gandzasar se encuentran presumiblemente enterrados la cabeza de Juan el Bautista, la sangre de Zacarías, padre de Juan el Bautista, la quijada sagrada de Grigor el Iluminador, y las reliquias de Grigoris, nieto de San Gregorio el Iluminador, del médico San Pantaleón y de otros mártires.

A continuación, ofrecemos un video de importante valor documental e histórico (con subtítulos en inglés) grabado el día de la Santa Transfiguración de 2017, en Gandzasar. 777 años antes, el mismo día de la filmación, el príncipe Hasan-Jalal había organizado una gran ceremonia de consagración, a la que asistieron el Catolicós Nersés de Aghvank, numerosos obispos, príncipes y unos 700 sacerdotes. Tras  Con motivo de ese gran día fueron invitadas a Gandzasar las autoridades espirituales y seculares del país, invitados de Armenia y del extranjero.

Noticias

Noticias similares