La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

El tema de Artsaj debe ser presentado como un fragmento del Genocidio perpetrado continuamente contra los armenios. Manucharyan

am es
arcaxi-harce-petq-e-nerkayacnel-orpes-hayoutyan-dem-sarounakabar-irakanacvac-cexaspanoutyan-mi-bekor-manoucaryan

Como es de público conocimiento, el 29 de marzo se celebrará la reunión Pashinyan-Aliyev en Viena. Respondiendo hoy a la pregunta de los parlamentarios en la Asamblea Nacional, el premier Pashinyan dijo que la agenda de los próximos debates estará basada en su idea manifestada en Stepanakert, en el sentido que Artsaj debe participar en las negociaciones. Pero también es notorio el hecho de que Azerbaiyán ya ha expresado su desacuerdo en diferentes plataformas. Por lo tanto, surge la pregunta sobre qué asuntos girará el próximo debate.

En respuesta a la pregunta de HAY DZAYN, el cofundador del Movimiento Karabagh, docente y reconocida figura política, Ashot Manucharyan contestó:

"Stepanakert no es la varita mágica en este tema. Actualmente, Pashinyan está jugando aquel juego que ha heredado de sus predecesores, y estos lo han recibido como recomendación de las sucias sarnosas fuerzas internacionales. En otras palabras, toda la filosofía ha sido degenerada, empezando por el nombre. Este no es el conflicto de Artsaj, ya que el conflicto comenzó a partir del asesinato de armenios; este hecho fue sacado de la agenda y sustituido por una agenda artificial, que permite mantener continuamente el derramamiento de sangre. Y hoy todo está pasando por esa lógica".

Y, en cuanto a la pregunta de cómo salir de ese círculo cerrado, Manucharyan respondió:

"En primer lugar, el gobierno debe mantener la situación en parte, así como está, porque no puede rebelarse contra el mundo tal como está planteado, aunque sea un deber; pero no le ha sido dado a Armenia, y no es a través de Armenia que deberá ocurrir esta rebelión.

En segundo lugar, a la armenidad, incluyendo Artsaj y la Diáspora, le han sido propuestos pasos muy efectivos; se los puede hacer como propuesta de una nueva política: es la resolución relativa a que el genocidio es continuo; lo que se está perpetrando contra Artsaj es un genocidio.

Sin embargo, Pashinyan no debe hablar sobre esto; no debe levantarse y decir, basta, ahora planteamos el problema del Genocidio, porque si lo hace, ello será visto como una maniobra, con todas sus consecuencias. En su lugar, el gobierno debería alentar a los armenios a proclamar una resolución de genocidio continuo. En particular, el ex consejero del secretario general de la ONU, Siradaryan, alzó su voz respecto de este tema, afirmando que desde hace 130 años se está cometiendo un genocidio continuo contra los armenios; Artsaj es un fragmento más del mismo, y ahora este tema debe ser observado en esa misma dimensión".

Noticias

Noticias similares