La Iglesia armenia recuerda a los 200 patriarcas del Concilio de Éfeso

am es
aysor-epesosi-s-joxovi-200-hayrapetneri-hisatakoutyan-orn-e

El sábado 10 de agosto la Iglesia Apostólica Armenia honró la memoria de los 200 patriarcas y obispos que participaron en el Concilio ecuménico de Éfeso, convocado en el año 431 dC, durante el reinado del emperador Teodosio II, el hijo menor de Teodosio I.

Participaron alrededor de 200 representantes de diferentes diócesis de las Iglesias apostólicas, con el objetivo de criticar la falsa enseñanza de Nestorio, por entonces patriarca de Constantinopla. Según su enseñanza, en Cristo coexistían dos naturalezas independientes -divina y humana-, que se contrastaban entre sí. También predicó que Cristo nació como un hombre simple y sólo más tarde la Divinidad se estableció en Su Persona, y por lo tanto, la Santa Virgen María no era la Madre de Dios, sino la madre de un hombre común.

 

 

El Concilio Ecuménico de Éfeso condenó la prédica de Nestorio y adoptó las enseñanzas de San Cirilo de Alejandría como doctrina ortodoxa, según la cual las naturalezas divina y humana de Cristo no existen por separado, sino que están unidas indisolublemente, sin confusión: un Dios, un Jesús, un rostro y una naturaleza divina y humana unidas. Santa María no es la madre de un hombre común, sino la Madre del Señor, porque dio a luz al Hijo de Dios. Por lo tanto, se adoptó la formulación de San Cirilo de Alejandría: "Una es la naturaleza del Verbo Encarnado de Dios".

La Iglesia Armenia no ha participado en ese Consejo Ecuménico, pero ha adoptado sus resoluciones y autoridad ecuménica junto con los Concilios ecuménicos anteriores.

Noticias

Noticias similares