En Bakú están en alerta

am es
baqvoum-tagnapac-en

Qué es lo que está sucediendo en las relaciones armenio-turcas es lo que los medios de comunicación de Azerbaiyán están preguntando últimamente. Afirman que Turquía ha autorizado las transmisiones del canal armenio de televisión Luys en todo el país, una realidad que antes no tenía precedentes. Los medios de comunicación azerbaiyanos se refieren ampliamente a la visita del presidente de los Juegos Pan-armenios, Ishkhan Zakaryan, a Turquía. Se presta especial atención al hecho de que la delegación viajó a Turquía con el vuelo directo Yereván-Van, materializado por primera vez en la historia.

 

Hace unos años, la iniciativa de establecer un puente aéreo entre Yereván y Van fue rechazada por Turquía a último momento por exigencia de Azerbaiyán. Actualmente, esto ya es un hecho, siendo alta la probabilidad de que los vuelos sean regulares. Bakú demuestra un agudo interés en la cálida recepción ofrecida a la delegación encabezada por Ishkhan Zakaryan en Mush, Igdir y Kars.

Es cierto que las autoridades locales en estas ciudades representan a los kurdos étnicos, pero en Azerbaiyán creen que si el gobierno turco estuviera en contra, la delegación armenia debería haber encontrado obstáculos. En particular, las autoridades turcas no hubieran permitido que la llama olímpica de los Juegos Pan-armenios fuera encendida en la cima del monte Musa Dagh. O bien, hubieran prohibido que las banderas estatales de Armenia y Artsakh se enarbolaran, que fuera visitada la tumba del guerrero por liberación nacional de Armenia Gevorg Chavush o que se organizara una acción conmemorativa simbólica sobre el puente de Sulukh.

 

Resulta que la visita a Turquía de la delegación encabezada por Ishkhan Zakaryan se mantuvo totalmente bajo el foco de atención de Azerbaiyán. ¿Habrán surgido controversias entre Bakú y Ankara por esa causa? Aparentemente sí, pero las partes prefieren guardar silencio, y no divulgar las contradicciones internas al respecto. La propaganda oficial de Azerbaiyán y de Turquía destaca los hechos de los ejercicios militares conjuntos en Nakhichevan, y el encuentro a nivel de ministros de Defensa de Turquía, Azerbaiyán y Georgia. De esta forma, se configura una opinión pública, que en cualquier caso, cree que Turquía se mantiene junto a Azerbaiyán. En este sentido, la prensa azerbaiyana atribuye gran importancia a la reciente declaración del canciller de Turquía, Çavuşoğlu, por la cual llamó a Armenia a abrir sus archivos y entregar el tema del Genocidio al análisis de un grupo de trabajo. Sin embargo, en la última declaración del diplomático turco, hubo un matiz importante. Si bien anteriormente Turquía había hablado acerca de la creación de una comisión científico-histórica armenio-turca, ahora Çavuşoğlu está de acuerdo en que en el grupo de trabajo sean incluidos representantes de las partes francesa y rusa.

 

Esta circunstancia no ha sido soslayada por la atención del lado azerbaiyano. La prensa de Bakú informa que Francia y Rusia han reconocido el Genocidio Armenio, y que si se crea el grupo de trabajo, los representantes de estos países deberían apoyar naturalmente ese enfoque. "Aunque no existen relaciones armenio-turcas formales, recientemente Ankara ha enviado claras señales de su intención de regularizarlas a Yereván", señala alarmada la prensa azerí.

 

Cabe destacar que las únicas expectativas de Azerbaiyán en la solución de Nagorno Karabaj están relacionadas con Turquía. Algunos analistas se quejan abiertamente de que Turquía puede demostrar ayuda militar sin ocultarlo, sin embargo se abstiene de tomar medidas bruscas contra Armenia. El clima que rodea la visita de la delegación de Ishkhan Zakaryan a Turquía preocupa aún más a Azerbaiyán. En numerosas publicaciones se subraya que las autoridades de Van, Igdir, Mush y Kars fueron invitadas a asistir a los Juegos Pan-armenios. Estando en Turquía, Ishkhan Zakaryan declaró que sería conveniente lanzar los próximos Juegos Pan-armenios en Van. Azerbaiyán considera que esa no es una declaración casual, y que la parte turca puede llegar a acceder a esa intención. Para Turquía, tales ceremonias tendrán un significado simbólico, en el sentido de que la reacción de la comunidad internacional será definitivamente positiva. Esto conducirá a un cierto relajamiento de la presión informativa sobre Turquía en lo que hace a la Cuestión Armenia. Al parecer, en Azerbaiyán están bien informados de la representación que se formula la parte turca sobre las relaciones con Armenia, y hacen sonar la alarma. Definitivamente, es posible concluir que Bakú ya ha comenzado a influir sobre la opinión pública turca a través de diferentes canales, a fin de provocar protestas anti-armenias en los distintos lugares como advertencia al gobierno turco. En Azerbaiyán existe ese tipo de experiencia. El problema es cómo responderá Turquía.

 

Noticias

Noticias similares