No son sólo los libros bien escritos son los que permanecen, sino especialmente aquellos que hablan al corazón de la gente
Yervant Odian

"Quiero ver a Armenia convertida en un espacio para las empresas start-up". Armen Sarkissian a Le Temps

am es
cankanoum-em-hayastane-startaperi-erkir-darna-naxagah-sargsyani-harcazrouyce-fransiakan-le-temps-in

Recientemente, el presidente Armen Sarkissian concedió una entrevista a Le Temps, uno de los principales periódicos suizos que se publican en francés. Reproducimos íntegramente el contenido de dicha entrevista.

 

El presidente de Armenia, Armen Sarkissian, quien fuera primer ministro, hombre de negocios, embajador en Europa y también físico, la semana pasada estuvo de visita en Suiza. Invitado por la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Ginebra (CCIG), el jefe de estado habló principalmente sobre el futuro y la forma en que pretende perfilar su país en la era digital.

El propio Director del CCIG, Vincent Subilia, se dio cuenta del potencial de este país del Cáucaso: "En la encrucijada de las civilizaciones, Armenia se posiciona ahora como un "campeón" de la innovación tecnológica. Como tal, este mercado ofrece interesantes perspectivas de crecimiento para los empresarios de Ginebra". Armen Sarkissian dio su análisis.

 

Le Temps: Al visitar Suiza, Ud. quiso mostrar que Armenia hará de la tecnología uno de sus activos para construir su futuro.

 

Armen Sarkissian: El mundo de hoy es diferente, pero también es cada vez más impredecible. Pero seguimos utilizando los métodos clásicos de la física para tratar de entender los objetos que no son clásicos. Tan pronto como empiezas a comprender cómo se desarrollará el mundo, queda claro que el ser humano y la innovación serán mucho más importantes. Por eso quiero que Armenia se convierta en el lugar para las empresas start-up, para la innovación.

Tenemos argumentos para discutir. Desde los años soviéticos, heredamos un excelente sistema educativo y los centros científicos más avanzados de la URSS, ya sea un acelerador de partículas, centros de astrofísica o de física de plasmas y de láseres. Armenia es un país donde la ciencia está muy desarrollada. Produce muy buenos matemáticos y programadores. Hemos implementado una iniciativa piloto llamada TUMO para capacitar a programadores jóvenes. Ya lo hemos exportado a París y Alemania. También esperamos exportarlo a Suiza. Somos un país pequeño, pero muy conectado con el mundo.

 

LT- En 2009, en Zurich, se firmó un acuerdo "histórico" entre Turquía y Armenia a través de una mediación suizo-estadounidense con Hillary Clinton y Micheline Calmy-Rey. Obviamente, ¿el acuerdo no tuvo futuro, no es así?

 

AS- No, no había nada. Yo no era político en ese momento, pero tenía mis dudas sobre las posibilidades de éxito de tal acuerdo. Para que tenga efectos, se requiere el apoyo total de la gente. En el lado turco, patinó. Habría requerido una convergencia de opiniones del primer ministro (de entonces), Reçep Tayyip Erdoğan, del presidente y del pueblo turco.

En Armenia, el Gobierno debería haber mantenido discusiones serias con la Diáspora nacida del Genocidio Armenio. No se puede avanzar sin el apoyo y la luz verde de la diáspora, que se estima en más de 8 millones, o incluso 12 ó 13 millones de personas en todo el mundo. Es una cuestión moral. No obstante, el acuerdo de Zurich ha sido un éxito diplomático y agradezco a Suiza por promover estas negociaciones. Espero que algún día haga el mismo tipo de oferta de mediación en otros casos.

 

LT- ¿Piensa en el conflicto de Nagorno-Karabagh?

 

AS- Dije, ‘algún día’. Actualmente, la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa), Rusia, Francia y los Estados Unidos siguen muy involucrados en el asunto.

 

LT- ¿Es aceptable el statu quo en esta autoproclamada república de Transcaucasia?

 

AS- Un conflicto congelado es un conflicto congelado. Un día, habrá deshielo.

 

LT- En Suiza, el Consejo Nacional reconoció el Genocidio Armenio en 2003. El Parlamento del cantón de Vaud hizo lo mismo un poco más tarde. ¿Qué tan importantes fueron estos dos votos?

 

AS- Estas dos decisiones son importantes para los armenios, para Armenia, para la justicia y para el mundo. Nunca podremos hablar sobre un genocidio o las atrocidades cometidas por los estados de todo el mundo si no reconocemos y condenamos lo ocurrido en el pasado. Si el Genocidio Armenio (1915) hubiera sido reconocido a principios del siglo XX y sus autores hubieran sido condenados internacionalmente, probablemente no habría habido Holocausto y otros genocidios. Mientras sean silenciados los eventos trágicos, se estará preparando el escenario para otras tragedias.

 

LT- El fallecido cantante Charles Aznavour fue embajador de Armenia en Suiza. ¿Qué imagen guarda de él?

AS- Era un gigante, uno de los más grandes poetas del siglo XX, un gran músico, individuo y ciudadano del mundo. Tenía esta fórmula que me gustaría aplicar a cualquier conciudadano del mundo: "Soy 100% francés y 100% armenio". Si Ud. vive en Suiza, primero deberá ser un buen ciudadano suizo, luego un buen ciudadano armenio. No existe contradicción entre los dos.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares