La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

Diáspóra: los armenios de Crimea

es
diaspora--los-armenios-de-crimea

La península de Crimea tiene un lugar especial en la historia armenia. En cierto período, esta fabulosa tierra se convirtió en uno de los principales centros de emigración y residencia de nuestros antepasados, dando lugar a una comunidad numerosa y activa. Los armenios de Crimea eran tradicionalmente famosos como excelentes jinetes, constructores, comerciantes, joyeros, granjeros y, más tarde, trabajadores de la ciencia y la cultura.
 

Por el siglo I a.C. el reino del Bósforo, ubicado en el territorio de las penínsulas de Kerch y Taman, se enfrentó a Roma en alianza con el rey armenio Tigrán el Grande,  y alió relaciones con Mithridates VI Eupator, el rey de Ponto, suegro del rey armenio. Los matrimonios dinásticos en esos días asumieron un gran séquito durante muchos años, debido al parentesco entre distintas monarquías. La segunda ola del asentamiento de Crimea por parte de los armenios fue el período bizantino, cuando los romanos comenzaron a enviar activamente a sus súbditos armenios en las afueras del imperio, incluso en el distrito administrativo de Tauride. El período de la mayor ola de emigración debe considerarse el siglo XI, después de la caída de la capital de la Armenia Bagrátida, Ani. Desde el siglo XI, los armenios se han establecido en el sureste de Crimea, en Feodosia, Sugdeya (Sudak) y más tarde en Eski Kyrym (‘vieja Crimea’) fundada por los tártaros de la zona. El monasterio de Surp Jach, construido a mediados del siglo XIV, se encuentra a 3 km de esta ciudad. Posteriormente, aparecieron armenios tanto en el oeste de la península, en Eupatoria, como en el norte, cerca del continente; la actual ciudad de Armyansk fue una gran comunidad de armenios en la parte central de la estepa de Crimea.

Iglesia Surp Jach, en Nor Najichevan, cerca de Rostov el Don

 

 

Península de Crimea y Rostov el Don 

Estos asentamientos armenios se hicieron especialmente populosos en los siglos XIII y XIV durante las invasiones mongolas a Armenia y la caída del reino de Cilicia. Desde principios del siglo XIV, los armenios han participado activamente en Crimea, tanto en la construcción, como en artesanía, agricultura, comercio, escuelas, etc.

En el siglo XV, la colonia armenia entró en su apogeo. Los comerciantes participaron activa y exitosamente en el comercio marítimo, como lo demuestran los documentos de los genoveses, en ese momento los "propietarios" de Kaffa (Feodosia) -la posesión más grande de la república genovesa en la región del norte del Mar Negro-.

Trabajadores y serviciales, los armenios establecieron relaciones de buena vecindad con otros pueblos que habitaban en Tauride. A principios del siglo XV, constituían dos tercios de los habitantes de Kaffa, unas 45 mil personas. La ciudad tenía 35 iglesias, y de hecho Kaffa era armenia, pero estaba bajo el control de los genoveses, cuyas crónicas medievales llamaban a esta región Armenia Marítima (Primorye Armenia).

Un cronista armenio del siglo XVII escribió sobre el apogeo de la colonia: "En ese momento nos intensificamos y nos multiplicamos; construimos aldeas y distritos. Príncipes y personas nobles, desde Karasubazar hasta Surkhat y Feodosia, llenaron las montañas y llanuras con iglesias y monasterios. Y construimos cien mil casas y mil iglesias, y por miedo a los hunos construimos muros de fortaleza en la ciudad de Feodosia”. Esta fortaleza se llamo Hayots Berd, parte de ella ha sobrevivido hasta nuestros días.

A pesar de la proximidad con los tártaros y genoveses, los armenios edificaron su vida interna en las colonias de acuerdo con sus costumbres, cánones y leyes del Código Judicial redactado por Mkhitar Gosh. Cuando las iglesias comunitarias existían, en ellas se estudiaba filosofía, gramática, aritmética y retórica; también dominaban el arte de la miniatura.

En 1475, durante la captura de Crimea por los turcos, muchos armenios murieron, otros tantos fueron enviados por la fuerza a Constantinopla. Los sobrevivientes no abandonaron la

península. Con el tiempo, la producción artesanal y el comercio revivieron, se restauraron templos y monasterios antiguos, y se abrieron instituciones educativas. Este fue el segundo período en la historia de la colonia armenia de Crimea, que duró hasta finales del siglo XVIII, y hasta ese momento, los armenios siguieron siendo las personas más importantes de la península, después de los tártaros.

En 1778, la emperatriz Catalina II, persiguiendo el objetivo de debilitar la influencia de los khanes de Crimea, que en ese momento habían abandonado la influencia otomana, separó a la parte más solvente de la población, los armenios. Por su decreto, más de 12 mil personas fueron reasentadas en los confines del Don, donde se fundó la ciudad de Nueva Najichevan (Rostov-on-Don) y cinco aldeas. Aunque bajo los siguientes emperadores rusos, algunos de los migrantes del Don regresaron a su tierra natal. La península de Crimea se convirtió en la provincia de Tauride. 

Armenios de Crimea que a fines del siglo XIX y principios del XX se conocieron mucho más allá de la península: los artistas Iván (Hovhannés) Aivazovsky y Vartges Surenyants; compositores y músicos como Kara-Murza, Nalbandyan, Spendiaryan, poetas tales como Dodokhyan y Anopyan, el almirante Serebryakov y otros.  

  • Vardan, un nativo de la península, que tomó el nombre de Filipos, fue el emperador de Bizancio a principios del siglo VIII.
  • La letra de la canción "Dsidsernak" (‘golondrina’), que muchos consideran popular, fue escrita en 1854 por el poeta de Crimea Gevorg Dodokhyan.
  • Muchos armenios se sometieron a la asimilación lingüística y lo hicieron hablando el idioma armenio-kypchak, perteneciente al grupo de idiomas túrquicos. El único libro impreso en este idioma registrado en letras armenias, "Algysh Bitiki" (‘Libro de Oración’), fue publicado en Lvov, en 1618, por Hovhannés Karmadanents. Fue el primer libro impreso en el mundo en lengua turca.
  • El hermano del pintor Iván Aivazovsky, Kabriel, fue un destacado científico-historiador, clérigo, maestro y políglota. Su prestigio era tan grande que cuando en mayo de 1900, en Europa se enteraron de la muerte del pintor, los periódicos parisinos escribieron que el hermano de Gabriel Aivazovsky había muerto en Feodosia.

Durante la Primera Guerra Mundial, como resultado del Genocidio Armenio que comenzó en el Imperio Otomano, la población de la península aumentó considerablemente debido a los refugiados, llegando a contar con 30 mil personas.

Al igual que otros pueblos de Crimea, los armenios tuvieron dificultades tanto durante la Segunda Guerra Mundial como en el período posterior a la deportación, de Stalin. Más de 11 mil personas fueron expulsadas de Crimea, principalmente hacia las repúblicas de Asia Central.

Después del colapso de la URSS, los armenios comenzaron a regresar, y ahora la comunidad de Crimea comienza a tomar nueva forma.

Noticias