La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

10 de octubre. Lecturas de la Santa Biblia correspondientes al calendario de la Iglesia Apostólica Armenia. Hoy es día de recordación de los Santos Pantaleón, Hermolao y Eufrasia.

am en es ru
ekexecakan-oracouyc-hoktemberi-10

 

Páginas de un Evangelio armenio de 1707

 

 

Quiénes fueron los Santos Pantaleón, Hermolao y Eufrasia

 

San Pantaleón fue un mártir cristiano, nacido en Nicomedia, actual Turquía, a finales del siglo III, en tiempos del emperador Galerio Maximiano. Era hijo de Eustorgio y Eucuba y fue médico como su padre. Su nombre, en griego, significa: “El que se compadece de todos”. Tiene el honor de ser uno de los catorce santos auxiliadores. Estudió filosofía y retórica y después se dedicó a la medicina.

Tras la muerte de su madre cristiana, Pantaleón fue criado por su padre, que era pagano. Se dedicó a la medicina, recibiendo los favores del emperador Maximiano.

 

San Pantaleón

 

La Divina Providencia hizo que conociera al sacerdote Hermolao -también nacido en Nicomedia-, quien lo bautizó y lo crió con espíritu cristiano, por lo cual inició una vida dedicada a luchar contra el pecado, la pobreza y las enfermedades. Cuando comenzó la persecución de los cristianos por Diocleciano en 303, los médicos, celosos del éxito de Pantaleón, lo acusaron ante el emperador, quien lo sometió a torturas, aunque fue liberado milagrosamente. Cuando Diocleciano se enteró de que el motivo de su conversión fue el sacerdote Hermolao, lo buscó y ordenó que lo decapitaran, haciendo luego lo propio con Pantaleón.

Según la tradición cristiana, el fallecimiento de San Pantaleón tuvo lugar bajo una higuera seca, que floreció al recibir la sangre del mártir luego de ser decapitado. 

 

San Hermolao

 

Eufrasia era la única hija de Antígono, un noble de la corte del emperador Teodosio I, con quien estaba relacionado, y de Eufrasia, su esposa. Cuando Antígono murió, su viuda y su joven hija se retiraron juntas a Egipto, cerca de un convento en Tebaida, donde a la edad de siete años, Eufrasia pidió realizar sus votos y convertirse en monja. Cuando su madre presentó a la niña a la abadesa, Eufrasia tomó una imagen de Cristo y la besó, diciendo: "Por voto me consagro a Cristo". Su madre respondió: "Señor Jesucristo, recibe a esta niña bajo tu protección especial. Tú sólo ama y busca: a Ti se encomienda a sí misma". Poco después, la madre de Eufrasia se enfermó y murió.

Al enterarse de la muerte de su madre, el emperador Teodosio envió a buscar a Eufrasia, a quien había prometido en matrimonio con un joven senador. Ella respondió con una carta al emperador rechazando la oferta de casarse; en cambio, solicitó que su patrimonio se vendiera y se dividiera entre los pobres. El emperador concretó su pedido poco antes de su muerte, en 395.

 

Santa Eufrasia llevaba rocas pesadas como trabajo penitencial

 

Eufrasia era conocida por su humildad, mansedumbre y caridad; su abadesa a menudo le aconsejaba realizar trabajo manual cuando estaba cargada de tentaciones. Como parte de estos trabajos, a menudo llevaba piedras pesadas de un lugar a otro, una vez que lo hizo durante treinta días a la vez. Eufrasia murió en el año 411, a la edad de treinta años, y fue enterrada junto a su madre.

 

 

 

 Lecturas de la Santa Biblia correspondientes al calendario de la Iglesia Apostólica Armenia

 

PROVERBIOS

Capítulo 4

20 Hijo mío, presta atención a lo que te digo, inclina tu oído a mis palabras. 21 Que ellas no se aparten de tus ojos, guárdalas bien dentro de tu corazón, 22 porque son vida para los que las encuentran y salud para todo ser viviente. 23 Con todo cuidado vigila tu corazón, porque de él brotan las fuentes de la vida. 24 Aparta de ti las palabras perversas y aleja de tus labios la malicia. 25 Que tus ojos miren de frente y tu mirada vaya derecho hacia adelante. 26 Fíjate bien dónde pones los pies y que sean firmes todos tus caminos. 27 No te desvíes ni a derecha ni a izquierda, aparta tus pies lejos del mal.

 

JEREMÍAS

CAPÍTULO 15

19 Por eso, así habla el Señor: Si tú vuelves, yo te haré volver, tú estarás de pie delante de mí, si separas lo precioso de la escoria, tú serás mi portavoz. Ellos se volverán hacia ti, pero tú no te volverás hacia ellos. 20 Yo te pondré frente a este pueblo como una muralla de bronce inexpugnable. Te combatirán, pero no podrán contra ti, porque yo estoy contigo para salvarte y librarte –oráculo del Señor–.

 

PRIMERA CARTA A LOS CORINTIOS

Capítulo 12

1 Con relación a los dones espirituales, no quiero, hermanos, que ustedes vivan en la ignorancia. 2 Ustedes saben que cuando todavía eran paganos, se dejaban arrastrar ciegamente al culto de dioses inanimados. 3 Por eso les aseguro que nadie, movido por el Espíritu de Dios, puede decir: «Maldito sea Jesús». Y nadie puede decir: «Jesús es el Señor», si no está impulsado por el Espíritu Santo. 4 Ciertamente, hay diversidad de dones, pero todos proceden del mismo Espíritu. 5 Hay diversidad de ministerios, pero un solo Señor. 6 Hay diversidad de actividades, pero es el mismo Dios el que realiza todo en todos.7 En cada uno, el Espíritu se manifiesta para el bien común.

 

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO

Capítulo 9

35 Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias. 36 Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor.37 Entonces dijo a sus discípulos: «La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos.38 Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha.

Capítulo 10

1 Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de curar cualquier enfermedad o dolencia.

 

Noticias

Las más leídas

Noticias similares