El 30 de noviembre de 1920 el líder azerí Nariman Narimanov reconoció la soberanía armenia en Nagorno Karabagh, Nakhicheván y Zankezur

es
el-30-de-noviembre-de-1920-el-lider-azeri-nariman-narimanov-reconocio-la-soberania-armenia-en-nagorno-karabagh--nakhichevan-y-zankezur

En la imagen, Josef Stalin (el 2º desde la izq.), junto a Nariman Narimanov (el 5º desde la izq.)

El Genocidio de Armenios en Transcaucasia fue suspendido por la ocupación soviética de la región en 1920. La gran concentración de tropas turco-azeríes en Karabagh al momento de la destrucción de Shushí permitió al ejército Rojo tomar Bakú y derrocar al gobierno de Azerbaiyán a finales de abril de 1920 con relativa facilidad; en efecto, en aproximadamente un mes las tropas soviéticas habían logrado ocupar Karabagh. Y más tarde, a fines de 1920, la República de Armenia, que durante el otoño fue sometida a otra ofensiva militar por parte de Turquía, también había sido conquistada por el ejército Rojo. El estatus de Nagorno Karabagh ya había dejado de ser una cuestión de derecho internacional, para convertirse en un asunto de política interna soviética. 

 

El líder azerí Nariman Narimanov, quien reconoció la soberanía de Armenia sobre Karabagh, Nakhicheván y Zanguezur el 30 de noviembre de 1920


Las esperanzas armenias se dispararon cuando el líder comunista turco-azerí Nariman Narimanov anunció el 30 de noviembre de 1920 que Nagorno Karabagh, Zangezur y Nakhichevan (dos regiones en disputa al suroeste de Karabagh) fueron reconocidos como parte integral de la República Socialista de Armenia. Pero esto fue poco más que una estratagema de propaganda para alentar a los armenios a ver al ejército Rojo como un salvador en vísperas de su ocupación de la República de Armenia. Una vez que esta estuvo firmemente bajo control comunista, Narimanov repudió su concesión y reafirmó el reclamo de Azerbaiyán sobre Nagorno Karabagh.
La cuestión de Karabaj se presentó ante la oficina caucásica del Comité Central del partido Comunista de Rusia para su solución. El 3 de junio de 1921 dicha oficina decretó que Nagorno Karabagh pertenecía a Armenia. Narimanov amenazó con un aumento de la actividad antisoviética del lado de los nacionalistas turco-azeríes si Nagorno Karabagh era entregada a la RSS de Armenia. La oficina caucásica del Comité Central del PC reafirmó su decisión el 4 de julio, para consternación de los turco-azeríes. Pero en este punto intervino Stalin, entonces comisario de Asuntos de Nacionalidad. Al día siguiente, en presencia de Stalin, la oficina caucásica invirtió su decisión sin debates ni votación alguna, y resolvió dejar Nagorno Karabagh dentro de las fronteras de Azerbaiyán, dándole una gran autonomía regional y teniendo como centro la ciudad de Shushí. Esta decisión se ajustaba perfectamente a la política de “dividir para gobernar” de Stalin para las nacionalidades. Al ubicar a los armenios de Karabaj dentro de Azerbaiyán como "rehenes", es poco probable que la RSS de Armenia actuara en contra de los deseos del Kremlin. Del mismo modo, un enclave armenio 'autónomo' dentro de Azerbaiyán podría activarse como una quinta columna pro-soviética en caso de deslealtad por parte de los turco-azeríes.

Noticias

Noticias similares