El Arco de Yeghishe Charents

es
el-arco-de-yeghishe-charents

 

"Uno de los lugares más apacibles del trayecto. Las nubes se posaron frente al Monte Ararat (Masis), pero de todas formas aún se ve hermoso". Revista National Geographic

 

La Catedral del Ararat, más conocida como “el Arco de Charents” -por los magníficos versos charentsianos esculpidos alrededor de la fachada invocando ese monte-, fue construida en 1957. En el rincón derecho de uno de los bocetos escribió: "Templo al monte Masis", aunque por entonces nadie se atrevió siquiera a mencionar ese nombre. De hecho, sin embargo, esto explica de alguna forma la actitud de su diseñador y constructor Israelyan: una literal veneración por el Ararat.

 

Por cierto, existen numerosos hechos y obras relacionadas a esta obra arquitectónica desde el punto de vista cultural y literario. Por ejemplo, desde su construcción, la gente comenzó a rumorear que fue en ese lugar donde Yeghishe Charents fue baleado y enterrado. O que al gran poeta le gustaba mucho este lugar, y por ello solía organizar alguna fiesta íntima con alguna bella dama por turno, y de esta forma, una fantasiosa sucesión de rumores infundados.

 

 

Alguna vez, Jim Torosyan escribió ciertos detalles acerca de la historia real del proyecto. "Sin embargo, todas las obras de Israelyan son únicas, diversas y perfectas; especialmente las pequeñas construcciones arquitectónicas. Muchos de sus diseños (tanto los dedicados a los participantes de la Gran Guerra, como los que marcan la entrada y salida de la ciudad, y el singular Arco de Charents), sólo podían ser llevadas a cabo por él, siendo las ideas exclusivamente suyas. Por ejemplo, la ocurrencia del arco la tuvo en el trayecto de la ruta Yereván-Garni cuando, según sus palabras, haciéndose 'amigo' de los obreros viales, fue conducido a un obrador sobre una colina, desde donde descubrió -tan sorprendido como encantado- un extraordinario panorama que lo inspiró a construir allí un 'templo al monte Masis'. En esta estructura, como en otras, es evidente el afecto de Israelyan hacia la palabra y la letra escrita, plasmada en las partes más expuestas de sus obras”.  

 

 

El Arco de Charents fue construido en las afueras de Yereván, sobre la ruta que conduce al templo de Garní hacia el sudeste, en la cima de una colina próxima al pueblo de Voghjaberd. Al ascender por medio de una escalinata estratégicamente ubicada, el visitante ve “crecer” ante sí la vista del majestuoso Masís erguido dominante, sobre el horizonte. Israelyan logró así combinar, asimilar y complementar mutuamente las características del entorno natural con el formato arquitectónico, lo que magnifica la belleza del conjunto.

 

 

El Arco de Charents está construido con piedra basáltica oscura exterior y la cara interior está forrada de toba anaranjada. Tiene una extensión de 10 metros de largo y 5 de altura. Bajo las cornisas a dos aguas y perimetralmente sobre el arco interior de 3,5 m de radio, están esculpidas las inmortales palabras del gran poeta dedicadas al Ararat: "...Recorre el mundo, no hay cima blanca como la del Ararat. Cual inalcanzable camino de gloria, yo amo a mi monte Masis". En el centro, bajo el Arco, hay un banco que hace las veces de un altar simbólico.

 

 

Uno de los tantos artistas inspirados por este monumento al Ararat, quien fuera un gran amigo de Israelyan, el maestro Martirós Saryan, pintó el célebre cuadro “El Arco de Charents” inmediatamente un año después de su construcción, en 1958.

 

 

Actualmente, es una de las paradas obligadas para todo turista que se dirija hacia el sudeste por la ruta 3, hacia Garní y Geghard. Como podrá apreciarse en el video, es un lugar especialmente visitado por contingentes de extranjeros adeptos a los safaris fotográficos y el trekking, dada la cercanía al centro de Yereván.

 

El Templo al monte Masís merecidamente puede integrar la lista de los más genuinos exponentes mundiales de la arquitectura con contenido nacional, amalgamada con su naturaleza y los seculares anhelos de todo un pueblo.

 

 

 

Noticias

Noticias similares