Մեր ճակատի գիրը մենք պիտի գրենք

Ժամանակն է` գրենք մեր ճակատի գիրը, որ ուրիշները չգրեն, որովհետև ինչ էլ որ գրել են ուրիշները մինչև հիմա, ի վնաս մեզ է եղել

ՍՈՍ ՍԱՐԳՍՅԱՆ

Hoy se cumplen 4 años desde el brutal asesinato de la familia Avetisyan en Gyumrí

es am
gyoumrioum-avetisyanneri-entaniqi-spanoutyounic-ancel-e-4-tari

El 12 de enero de 2015, en la ciudad de Gyumrí fue perpetrado el horroroso asesinato de los 7 miembros de la familia Avetisyan. A primeras horas de la mañana de ese día, un individuo armado irrumpió en forma ilegal en la vivienda cuando aún todos sus moradores estaban durmiendo, y abrió fuego con su arma de guerra sobre 6 de ellos, e hiriendo de muerte con el sable bayoneta a Seriozha, un bebé de seis meses que falleció una semana más tarde.

El único acusado del brutal crimen es Valery Permyakov, un soldado conscripto apostado en la base militar rusa 102 con asiento en Gyumrí.

Al día siguiente de la matanza, se anunció que "el presunto autor había abandonado el arma y su uniforme militar –el cual cambió por otra vestimenta- en la escena del crimen, dándose luego a la fuga". Allí se hallaron 21 vainas servidas, una ametralladora AK 74, un sable bayoneta, un cargador completo con unas 30 balas y otro, con sólo una bala en su interior.

Al día siguiente, los guardias fronterizos rusos descubrieron al sospechoso cuando intentaba cruzar la frontera entre Armenia y Turquía, lo detuvieron y lo entregaron al comando de la base rusa.

Permyakov fue acusado según los cargos del artículo 104, capítulo 2º, incisos 1, 5 y 8 del Código Penal de Armenia; es decir, el asesinato de dos o más personas, cometido con particular crueldad, con móviles lucrativos, por encargo, así como también en forma conjunta, por extorsión, robo o bandidismo cometido en virtud del artículo 175, capítulo 2º, incisos 3 y 4; o sea, robo cometido al ingresar ilegalmente a un apartamento, almacén o edificio con el uso de armas u otros objetos utilizados como arma, y finalmente, por el delito tipificado en la 1ª parte del artículo 34-329; es decir, intento de cruzar la frontera estatal en forma ilegal.

Según el veredicto del tribunal, Permyakov fue declarado culpable de todos los cargos de los que fue acusado y condenado a cadena perpetua por el cargo de asesinato, a 10 años de cárcel por robo, y 2 años más, por intentar cruzar ilegalmente la frontera. A esta sentencia se le suma una condena a 10 años de prisión, por resolución del tribunal militar de Rusia.

En el marco del proceso que garantice la ejecución del veredicto del tribunal de Jurisdicción General de Primera Instancia de la región de Shirak del 23 de agosto de 2016, el traslado de Permyakov a Rusia se realizó según el punto referido a "la extradición de personas sentenciadas a pena de privación de su libertad, con el fin del futuro cumplimiento de la condena" de la convención de Moscú, siendo efectivizado el 18 de mayo de 2017.

Լրահոս

Topics of Day

Նմանատիպ նորություններ