La gran fiesta de Gyumrí (fotos y videos)

am es
hayaraqaxaqoum-aysor-ton-e-lousankarner--tesanyouter

LISA GASPARYAN

               

Gyumrí celebró otro aniversario de su fundación. Esta ciudad que vive y sobrevive con su arte, su cultura y sus artesanías, tiene mucho que decir y contar a sus huéspedes en cada uno de sus días festivos. HAY DZAYN se hizo presente en el núcleo histórico de la ciudad para seguir de cerca a sus interesantes habitantes y coloridas calles. Al decir de la directora, actriz, psicóloga, prosista y artista emérita de Armenia, Siranuysh Ghukasyan, Gyumrí es aire.

 

 

“He visto mil ciudades, estuve presente en mil capitales, he estado en cientos de aldeas, sin embargo, para mí Gyumri sigue siendo aire vivificante. He salido mucho, me han invitado a escenificar al extranjero, pero regresé a casa porque muchos saben que es la única ciudad de Armenia que tiene energía humana, que entra en comunión con los conocidos y los desconocidos. Y la actual Gyumrí, que se embellece día a día, lo es gracias a todos. Esta ciudad debe ser nuevamente hermosa, nuevamente original en sí misma, renovarse”, expresó Ghukasyan.

 

 

Para otra destacada artista oriunda de Gyumrí, que pintó su ciudad como nadie y a la cual se consagró, Susanna Mkrtchyan, Gyumri es una inexplicable fuente de amor.

 

 

“Si amás a alguien, especialmente a tu ciudad, con la que estás atada a través de mil hilos, no es casual que mi mayor colección de obras se llame 'Gyumrí, mi casa del alma', porque Gyumrí es verdaderamente el hogar de mi alma; y ​​donde está el alma, ahí está tu corazón, tu conciencia y toda tu vida. Vos sabes, el estado de ánimo humano tiene mucho que ver con el mundo exterior, y es preciso notar estos cambios cuando ves que todo está hecho con mucha dedicación para tu ciudad, y vos también querés hacer lo mejor por ella. Ante todo, educo generaciones y realizo creaciones, a las que les quedarán".

 

 

La asociación civil Arax Gentron, que presentó obras interesantes en la exposición de hoy, proporciona la conexión y la solidaridad entre generaciones. “Gyumri es de todos nosotros, y que la luz de hoy dure para siempre. Somos intergeneracionales; hemos presentado trabajos de tres generaciones, es una combinación de artesanías y artes olvidadas. Tanto los mayores como los jóvenes, aprenden y enseñan. Esto enseña, reconoce su mente y aconseja a las futuras generaciones. Gyumrí fue una ciudad de artesanías y artes, lo es y lo seguirá siendo”, afirmó Alla Khachatryan, presidente de la organización.

 

 

El perfil cultural de Gyumri es muy diverso. Los diferentes pabellones y puestos emplazados en las calles históricas fueron recorridas por los turistas, visitantes de la Diáspora, funcionarios de alto rango y el primer ministro del país.

 

 

 

Gyumri también es conocida como la "Ciudad del cine", ya que en todo momento se han filmado películas de los más variados géneros, incluidos los históricos. La recién inaugurada calle Shiraz tenía una pared muy utilizada para filmaciones, que se encontraba muy descuidada y dejada. Hoy, a través de los programas de desarrollo de las Naciones Unidas y los de “Desarrollo de Turismo de Integración de Aldeas”, el famoso muro de filmación de Gyumrí fue renovado y aspira a convertirse en una de las principales paradas turísticas.

 

 

En 1982, el famoso director y guionista nativo de Gyumrí, Albert Mkrtchyan, filmó algunos tramos de "La Canción de los Viejos Tiempos" en los estudios de Hayfilm, y otros en Gyumri, y dos años después, "El Tango de Nuestra Infancia". En Gyumrí también se filmaron las películas "El Amanecer de la Calle Triste", "Autobús feliz"; mucho antes "Triángulo", "Un Retazo de Cielo" y otras. Gracias a estas películas, los coloridos edificios y patios de Gyumrí, devenidos en escenarios naturales para filmaciones, todavía hoy en día atraen innumerables visitantes", explicó Naira Grigoryan, coordinadora del Centro de Desarrollo e Investigación Turística de Shirak.

 

 

El ambiente festivo, las calles coloridas y repletas de gente, fueron captados por la cámara de HAY DZAYN.

 

 

 

Noticias

Noticias similares