Armenia y los armenios pueden proponer una nueva agenda digital en la economía global

am es ru
hayastane-e-hayoutyoune-karox-e-hamasxarhayin-tntesoutyann-arajadrel-tvayin-nor-orakarg

ARMEN MANVELYAN

 

¿Qué clase de futuro se espera de nosotros? ¿Cuáles son las principales tendencias en la economía global? y finalmente,¿Cómo será nuestro mundo dentro de 20-30 años? Preguntas de este tipo eran las que se planteaban en el Foro Económico de Astana, llevado a cabo en Nursultán, la capital de Kazajstán.

Hubo ponencias sobre estos temas el primer día del Foro, durante las discusiones plenarias y en más de 50 seminarios organizados al día siguiente. Se presentaron unos 200 relatores, quienes presentaron sus puntos de vista sobre el futuro del desarrollo económico mundial, así también acerca del proceso de preparación para ello.

 

El tema principal de las discusiones fue la digitalización de la economía; todos los conferencistas, tanto el primer día como en los días subsiguientes, enfatizaron que a todos nos esperaba un futuro digital y, a fin de estar preparados para ello, era necesario un nuevo sistema educativo que satisfaga esas necesidades. La digitalización de la economía, a su vez, traerá al frente el problema de la inteligencia artificial, estando ambos interconectados y sin poder existir uno sin el otro.

Hablando de la digitalización de la economía, los expertos la presentaron como la única forma efectiva de combatir la desaceleración de la economía global. La digitalización de la economía global la expandirá, dará un nuevo impulso a su crecimiento y creará millones de nuevos empleos.

 

Esta fue la conclusión principal a la que arribaban todos los asistentes; sin la digitalización el mundo actual no tiene futuro. Se agotaron todos los recursos para su desarrollo, y sin soluciones digitales, el mundo se verá amenazado por un gran estancamiento económico. Sin embargo, el mundo en proceso de digitalización crea nuevos desafíos, nuevas posibilidades y amenazas, para las cuales es menester prepararse a partir de ahora para no tener que hacer frente a un colapso económico.

Como señalaron los relatores del Foro Económico de Astana, la nueva agenda digital requerirá las soluciones más novedosas, una nueva calidad de líderes, nuevos tipos de educación, nuevos pensadores que estén listos para estos temas. Los especialistas denominan transformación a la agenda de estos cambios; el paso de una sociedad analógica a una digitalizada, que podrá transcurrir sin sobresaltos si los estados se preparan para ello previamente.

 

En otras palabras, este período de transición sólo podrá beneficiar a las sociedades que se han preparado con anticipación, que cuentan con un sistema educativo adecuado y que pueden capacitar especialistas para la implementación de ese proceso. Por lo tanto, el principal problema que surge ante todos es de qué manera prepararse para la era digital.

Como señalaban los expertos, el siglo XXI apenas está comenzando y esta es la digitalización del mundo, que puede ser no sólo un motivo para resolver problemas, sino también para plantearlos. Para comprender la nueva era, se necesita examinar, investigar y analizar qué tipo de problemas enfrentará la sociedad, a fin de poder resolverlos.

Como señalaron los participantes del Foro Económico de Astana, uno de los principales desafíos de la futura sociedad digital es la educación. ¿Está acaso el actual sistema educativo listo para una nueva agenda? ¿Podrá capacitar a especialistas que se correspondan con los nuevos desafíos digitales?

 

Estas son preguntas, cuyas respuestas ya, hoy mismo, deben ser dadas. Según muchos conferencistas del Foro el actual sistema educativo -particularmente los establecimientos de educación superior-, no se corresponden con aquella agenda que propone la era digital venidera.

Cada año, sólo en el ámbito de las TI deberían ingresar a la economía digital millones de nuevos profesionales, sin embargo, el sistema educativo actual no está preparado para formar a esa cantidad de estudiantes. Se requieren nuevos sistemas educativos, nuevos tipos de escuelas, sistemas de recapacitación rápidos y efectivos.

Millones de profesionales deberán estar recapacitados con la finalidad de estar preparados para los desafíos digitales, de lo contrario no podrán cumplir con los nuevos requisitos, quedando fuera del sistema de competencias. Para la preparación de estos fundamentales asuntos educativos es necesario establecer una estrecha cooperación entre las universidades y las empresas privadas.

Según dicen los expertos, la revolución digital se puede llevar a cabo sólo en forma evolutiva, siendo su base la educación. Aquella sociedad y aquel estado que puedan maximizar el aprovechamiento de la nueva agenda digital, serán los que logren preparar mejor su sistema educativo en función de los nuevos requisitos.

 

Armenia ocupa un lugar especial en este sistema de digitalización mundial. La armenidad dispersa por el mundo puede servir como ejemplo de un nuevo estado en red, o dicho más modernamente, digitalizado.

Armenia y los armenios pueden proponer una nueva agenda digital si desde hoy empiezan a concretar las reformas educativas correspondientes. El Foro Económico de Astana ha demostrado una vez más que, a través de debates similares, es posible comprender las tendencias en la economía global y e intentar anticipar los problemas que enfrentará la humanidad en el futuro.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares