El Himno nacional de Armenia debe mantener sincronía con la época

am es
hayastani-petakan-orhnerge-petq-e-qayl-pahe-jamanakin-het

Desde el día en que Armenia volvió a lograr su independencia, se inició un debate en torno a los símbolos -bandera, escudo e himno nacionales- de nuestra Patria independiente, a nivel de los medios de prensa y comunicación. Especialmente en el caso del himno, el cual es un símbolo más elocuente, el debate es más intenso y el posicionamiento de las partes, más intransigente.

La prensa del partido Ramgavar Azadagán ha participado de ese debate a través de numerosos artículos, discusiones y notas aclaratorias, y ha desplegado su firme posicionamiento sobre el tema examinado. El principio de renunciar a “Mer Hayrenik” y adoptar el himno creado por Aram Khachaturian –aún más honroso para un Estado-, tiene una amplia popularidad entre los círculos que participan en el debate, exceptuando uno.

Nuestra defensa del himno de Khachaturian, está basada en los resultados de numerosos estudios y discusiones realizados.

Quienes siguen el debate podrán darse cuenta fácilmente, de que la aspiración de defender y de perpetuar “Mer Hayrenik” está impulsada únicamente por objetivos políticos, y no por referencias artísticas e históricas.

Los orígenes del himno de Khachaturian llegan hasta las raíces de nuestra música espiritual, respaldando su carácter puramente nacional; por el otro lado, el sufriente “Mer Hayrenik”, proviene de fuentes extranjeras, llevando sobre sus hombros una carga de lamentaciones.

En su alegato de defensa de “Mer Hayrenik”, el respetable líder recientemente elegido de la FRA –Tashnagtsutiun-, objeta que para la elección del himno no sólo hay que considerar el mérito artístico musical. De hecho, ello resulta una confesión indirecta respecto de la sobresaliente virtud artística de Khachaturian.

El argumento para el Tashnagtsutiun y sus partidarios, es que “Mer Hayrenik” trae consigo el testimonio de muchas batallas de autodefensa, con las que debe haber ganado el derecho consagrado. Sin embargo, los símbolos están revestidos de contenido, significado y cuerpo, cuando están respaldados por un Estado estable. Durante setenta años, “Mer Hayrenik” había dejado de ser el símbolo de un Estado, para convertirse en el eslogan separatista de un sector político. Es más, junto a otras consideraciones políticas, este himno se convirtió en un llamado marcial a luchar contra Armenia, con el pretexto de combatir el comunismo. Y esa lucha tuvo un muy influyente éxito, permitiendo que se extendiera la brecha entre Patria y Diáspora, extendiendo su destructividad incluso, en las estratificaciones intra-diasporeanas.

Después de simbolizar durante dos años, una patria materializada, “Mer Hayrenik” se convirtió en el llamado marcial de una patria espiritualmente enferma, en contra del resto de los sectores de la armenidad.

Así como fueron cambiadas las palabras ‘desgraciada y sin dueño’ por ‘libre e independiente’ del himno “Mer Hayrenik”, es posible cambiar ‘Armenia, país libre soviético’ de Khachaturyan, por ‘Armenia, país eterno libre’, y eternizarlo, inmortalizando a su vez a la Patria.

A fin de cuentas, el himno debe caminar junto al tiempo.

Comisión Central

Consejo Supremo

del PARTIDO RAMGAVAR AZADAGAN

9 de febrero de 2019

Noticias

Las más leídas

Noticias similares