La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

"Mi cruz". Nuevo largometraje sobre los héroes de la Guerra de Artsaj

am es
im-xace-nor-gexarvestakan-film-arcaxyan-paterazmi-herosneri-masin

EMMA HOVSEPYAN

 

Ayer, en el cine-teatro Moscú de Yereván se llevó a cabo el estreno de la película "Mi cruz" (Im Jachë), precedido por una conferencia de prensa ofrecida por el equipo de creación de la misma.

 

 

 

Durante el encuentro con la prensa, uno de sus productores, Hrachya Mesropyan, relató que los trabajos de filmación comenzaron en 2014, y que a lo largo de esos cinco duros y extensos años de producción, se creó "Mi cruz", que ya fue puesta a consideración del público.

El largometraje artístico relata los actos heroicos de un hombre armenio que tomó las armas en la Guerra de Karabagh entre 1991-1992 y que luchó por su liberación.

 

 

En la película, como ocurre con el hilo rojo, transcurre el mensaje principal: esta es nuestra lucha, en nombre de la justicia histórica.

Aquí es donde se entrelazan los personajes principales de la película: las historias del doctor francés Jacques y la de Sona, oriunda de Karabagh.

 

 

El médico, enviado a Bakú en una misión sanitaria en 1991, está encarnado por un actor armenio de Francia, Yero Murian, quien, como señala el productor, lo buscaron durante largo tiempo. “El mayor problema con los actores fue encontrar a los personajes principales, Sona y Jacques; los buscamos mucho. Fue por voluntad de Dios que tenemos a Yero Murian viviendo en París; no podíamos encontrar un mejor francés que hable armenio oriental".

 

 

Y así, sin darse cuenta, en el punto central del choque de dos naciones, el francés encuentra su salvación en Sona. Y para Sona, la fuerza impulsora de la vida es la venganza por las pérdidas irreversibles. La misión de Jacques era también salvar a Sona; no sólo su cuerpo lesionado, sino también su alma herida. Superando muchas pruebas juntos, cambian mutuamente sus vidas y superan sus tragedias personales con una devoción ilimitada el uno por el otro.

 

 

En la película se encuentran registrados los recuerdos del camarógrafo Shavarsh Vardanyan, quien estuvo filmando en el campo de batalla desde 1988. El director de "Mi cruz" cuenta que estuvo en Artsaj durante cuatro años, no con un arma, sino con una cámara. Durante la Guerra, Shavarsh Vardanyan perdió cinco equipos, pero pudo conservar valiosísimas tomas que muestran de qué forma nuestros héroes liberaron a Artsaj. "Mi objetivo era transmitir la historia a nuestras generaciones, y hoy estoy orgulloso de que mis tomas se muestren en diferentes películas y programas".

 

 

Como dato interesante, este film presenta además algunos cuadros documentales inéditos del archivo personal de Shavarsh Vardanyan.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares