Lo que teníamos antes, y lo que nos quedó después de la revolución. El diputado Manukyan presenta algunos indicadores del sector energético

am es
inc-ouneinq-mince-hexapoxoutyoune-e-hexapoxoutyounic-heto-patgamavore-energahamakargi-oros-coucanisner-e-nerkayacrel

Lo que teníamos hasta la “revolución de terciopelo”, y lo que hay después de la misma… La producción de electricidad en 2018 ascendió a 7,8 mil millones de kWh, lo que significa que se registró un ligero crecimiento en comparación con 2017, que, en igualdad de condiciones, no podría tener un impacto significativo en el desempeño financiero de la empresa Redes Eléctricas de Armenia (REA). Al mismo tiempo, el análisis de los informes de la REA muestra un aumento significativo de las ganancias. Lo afirmó el diputado Artak Manukyan, del bloque Mi Paso, refiriéndose a algunos indicadores del sistema energético.

 

"En particular, si en 2017 las ganancias de la REA habían ascendido a AMD 6.600 millones, en 2018 se obtuvieron AMD 10.800 millones. En 2017 el margen neto de ganancias fue de 3,48% y de 5,92% en 2018. Esto, por supuesto, se debe en parte al aumento de la eficiencia de los gastos (particularmente los financieros). Al mismo tiempo, debe indicarse que la tarifa de la electricidad sigue reflejando un índice mucho más alto de pérdidas, que la que registra realmente el sistema. En todo esto, me gustaría señalar que hay factores que reducen el costo de la electricidad, cuyo impacto deberá analizarse durante la revisión de las tarifas para 2020", señaló Manukyan.

 

Noticias

Noticias similares