Si la gente está en contra del trabajo de mis fábricas de producción minera, no se trabajará. Tsarukyan

am es
joxovourde-ete-dem-lini-im-hanqardyounaberakan-gorcaranneri-asxatanqin--dranq-cen-asxati-caroukyan

Al tomar una decisión por la cuestión Amulsar, se debe tener en cuenta la opinión del pueblo. Hoy en una entrevista con los periodistas en el Asamblea Nacional, así expresó su punto de vista el dirigente de la agrupación “Armenia Próspera” del Parlamento de Armenia: “Hay que escuchar a la gente; si están de acuerdo, se abre; si no lo están, que no la abran. Si la gente vive allí, si seguirá viviendo allí, ¿cómo es posible que no la tengan en cuenta?. Nosotros decimos que hoy, el poder es el pueblo, el pueblo decidirá”, señaló el diputado.

Le preguntaron a Tzarukyan si estaría dispuesto a detener los trabajos de sus negocios mineros, si un día resulta que son peligrosos, y si la gente le exige parar, en nombre de la República de Armenia. Tzarukyan contestó: “No lo dude. Nosotros tenemos dos producciones mineras: la fábrica de cemento “Ararat” y la mina de oro de Mghart. Si la gente la cuestiona, si está en contra, si no ordenamos las cuestiones con la gente, no lo duden: no se trabajará”.

Noticias

Noticias similares