El marz de Armavir sufrió una granizada de grandes proporciones. Cunde la desesperación entre los habitantes de numerosos pueblos (imágenes)

am es
karkoutic-lrjoren-toujel-en-armaviri-gyouxere-bnakicnere-housahat-en-lousankarner

Una granizada de gran extensión e intensidad afectó gran parte de la provincia de Armavir durante la madrugada del 28 de junio. Según datos preliminares, produjo cuantiosos daños y pérdidas en 11 comunidades fundamentalmente rurales dedicadas a la producción agropecuaria. Como puede apreciarse en las imágenes, el fenómeno climático causó gran destrucción en montes frutales de damascos, durazneros, ciruelos, perales, viñedos y plantaciones hortícolas en el transcurso de 15 a 20 minutos. Los productores afectados señalaron que sus cultivos -en muchos casos en avanzado estado de maduración próximos a cosecha- fueron arrasados en cuestión de minutos, perdiéndose el trabajo y el capital invertido durante toda la temporada, lo cual los enfrenta a una grave situación financiera.

 

 

Teniendo en cuenta que opera una extensa red de cañones antigranizo, los residentes de la aldea de Lukashin de la provincia de Armavir se mostraron visiblemente ofuscados tras el incidente, y según nos informa el corresponsal de HAY DZAYN desde uno de los lugares más afectados, bloquearon la carretera interestatal Yereván-Gyumrí durante la mañana del 29 de junio, exigiendo una reunión con representantes del Ministerio de Agricultura para registrar y cuantificar los daños.

 

 

 

Tras cerrar el paso vehicular durante aproximadamente 1 hora, se hizo presente el alcalde de Lukashin, Karen Mkrtchyan, quien aseguró que la superficie del distrito afectada por la granizada alcanza el 90%. Luego de algunas discusiones, Mkrtchyan exhortó a los productores que liberaran el tránsito, cosa que hicieron contando con el compromiso del alcalde de acompañarlos a reunirse con el máximo responsable del departamento de economía agraria de la comuna, a fin de realizar una evaluación de la situación.

Los residentes de Lukashin tienen la esperanza de que el gobierno gestionará los recursos necesarios para compensar los daños materiales y financieros.

 

 

 

Noticias

Noticias similares