Bazabert; el castillo del nieto del patriarca Hayk en Lorrí (fotos)

am es
lorva-bazaberde-hayk-nahapeti-toran-amroce-lousankarner

La fortaleza de Bazaberd se encuentra en el territorio administrativo de la comunidad de Jiliza en la región de Lorrí que limita con Georgia. Se puede llegar a Bazaberd por la autopista Alaverdi-Jiliza (2,5 km al suroeste del pueblo).

El área total de la fortaleza es de 0,52 hectáreas y la ciudadela es de 0,25 hectáreas. Antiguamente estuvo rodeado por un amurallamiento perimetral de 10-12 metros de altura por 2-3 metros de espesor.

                   

Resumen histórico

La fortaleza de Bazaberd se encuentra en la región de Tashir-Dzorapor, correspondiente a la antigua provincia Gugark de la Gran Armenia, al sur del riacho homónimo del monte Lalvar, sobre una ladera alta que se extiende al noroeste del asentamiento de Khorakert (construido por el nieto Khorri, del patriarca fundador del pueblo armenio, Hayk Nahapet), el que se encuentra rodeado por ruinas de antiguos asentamientos y densos bosques.

Hayk Nahapet dividió el territorio de su país y lo heredó a sus hijos y nietos, tras lo cual, comienza la inmediata construcción de los edificios de la dinastía Haykazian. Los nombres de las localidades se originaron por herencias sucesivas, de esta forma: Gegharkunik, de Gegham; Garní, de Garnik; Sisakán, de Sisak; Shirag de Shará; Khorrakert, de Khorrí; Bazaberd, de Baz; Mshkavank, de Mashak, y así subsecuentemente.

En el año 977 dC, tras la muerte del rey bagrátida Ashot III “el misericordioso”, la fortaleza fue legada a Gurgén, el líder de Lorrí y fundador de la rama Kurikyan de los Bagratuní, pasando luego a la dinastía de los Zakaryan, por lo que la fortaleza cumple su propósito como refugio confiable.

Según varios historiadores del siglo IX y el historiador del siglo XIII Vardan Areveltsí, la fortaleza fue construida por Baz o Buz, el nieto de Hayk Nahapet.

 

Algunas páginas históricas de Lorrí esculpidas en piedra

La fortaleza llegó hasta nuestros días en ruinas, aunque la ciudadela está relativamente bien conservada. La primera está construida de piedras partidas de andesita, unidas con cal enyesada. El muro está asentado sobre una gran roca. Los rincones parte sur de la ciudadela están reforzados mediante torres esquineras rectangulares cada uno, y en el medio con 2 pirámides cónicas. En los muros externos se conservan las ventanas y balistrarias.

La fortaleza tiene dos entradas, este y oeste. La principal es la que da al este con un arco de piso doble, el arco superior es dos veces más ancho que el inferior y ligeramente detrás. Sirvió para proteger la entrada. Adyacente (noroeste) a la ciudadela hay restos de viviendas y edificios auxiliares. Fuera de los límites de la ciudadela, al sur y al este de la fortaleza, se conservaron restos de las murallas, que también estuvieron fortificadas con pirámides y torres.

 

 

 

 

 

 

 

Noticias

Noticias similares