La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

Falleció Louise Simone Manoogian, hija del filántropo Alex Manoogian y ex presidenta de la UGAB

am en es ru
manoogian-simone-fonndation-announces-the-passing-of-louise-manoogian-simone

La fundación Manoogian Simone anunció el fallecimiento de Louise Simone, ayer, a la edad de 85 años. Dedicó su vida al liderazgo social, a la filantropía y fue, ante todo, una apasionada de la promoción de la cultura y el patrimonio de Armenia. La mayoría de los que la conocieron la recordarán como una mujer inteligente, franca e ingeniosa que luchó por la excelencia en sí misma y en los demás. El principio de conducción en todo lo que hizo fue impactar de manera beneficiosa en la vida de las personas y logró ese objetivo muchas veces.

Louise nació en Detroit, Michigan, hija de los grandes benefactores Alex y Marie Manoogian. Su padre, Alex, un inmigrante armenio que abandonó Armenia Histórica tras el Genocidio Armenio, desarrolló el grifo monocomando de la marca Delta y se convirtió en uno de los principales industriales de los Estados Unidos como fundador de la corporación MASCO. Al lograr el éxito comercial, Alex utilizó sus recursos para trabajar incansablemente en beneficio de los armenios de todo el mundo.

Louise heredó la pasión de sus padres por los armenios, lo que la llevó a seguir sus pasos y formar parte de la junta directiva de la Unión General Armenia de Beneficencia (AGBU, por sus siglas en inglés), la organización sin fines de lucro más grande del mundo dedicada a defender el patrimonio armenio a través de actividades educativas, sociales, deportivas y culturales, que cuenta con programas humanitarios en todo el mundo.

En 1982, Louise hizo su primer viaje a Armenia, cuando todavía era una República sSoviética. Se enamoró del país y durante los siguients años regresó con frecuencia, llevando a otros con ella, ya sea para hacer documentales o para conectarse y contribuir de otras maneras. Su hermano, Richard Manoogian, se unió a ella para apoyar varios proyectos en Armenia.

En 1988, después de que un devastador terremoto azotara Gyumrí, Armenia, matando a 25,000 personas y dejando cientos de miles de heridos y sin hogar, Louise estaba en el primer avión de carga de los Estados Unidos entregando suministros de socorro y equipos de rescate a la zona del desastre. Ella encabezó el alivio de desastres en nombre de AGBU. Una imagen icónica de su presencia en las ruinas cerca del epicentro del terremoto es recordada por muchos afectados por el desastre.

En 1989, Louise fue elegida presidenta internacional de la UGAB central y comenzó a dirigir operaciones en 31 países y 74 ciudades y supervisó la construcción y el financiamiento continuo de escuelas, iglesias, programas de scout y servicios para armenios en todo el mundo. Abrió una oficina en Yereván, Armenia, y cuando Armenia se convirtió en un país independiente tras la caída de la Unión Soviética, Louise a través de la UGAB y de sus propios recursos, centraron sus esfuerzos en la reconstrucción de una patria recientemente independiente. Fue miembro fundador de la junta y gran benefactor de la Universidad Americana de Armenia en Yereván.ç

Luego de muchas de millas viajando por el mundo para supervisar operaciones y proyectos, en 2002 Louise se retiró de la presidencia de la UGAB. Sin embargo, sus enormes esfuerzos solidarios, continuaron a través de la Fundación Manoogian Simone, trabajando junto con la Iglesia Apostólica Armenia, entre otros, en la reconstrucción y el mantenimiento de hospitales, escuelas, centros culturales y monumentos históricos.

Como siempre fue un tema a lo largo de su vida, Louise fue una importante defensora de las artes y de muchos artistas. Aunque era una apasionada de las causas armenias, Louise también era una gran benefactora de universidades, museos e instituciones culturales estadounidenses, como la Universidad de Michigan, la Universidad Estatal de Wayne y el Instituto de Artes de Detroit. Ella recibió muchos honores a lo largo de su vida, entre ellos la Medalla de Honor de Ellis Island.

Deja tres hijos, dos nietos y su hermano Richard. En lugar de flores, se pueden hacer donaciones a la American University of Armenia (American University of Armenia Corporation, 1000 Broadway, Ste. 280 Oakland, CA 94607 https://philanthropy.aua.am/).


 


 

 
Noticias

Noticias similares