Մեր ճակատի գիրը մենք պիտի գրենք

Ժամանակն է` գրենք մեր ճակատի գիրը, որ ուրիշները չգրեն, որովհետև ինչ էլ որ գրել են ուրիշները մինչև հիմա, ի վնաս մեզ է եղել

ՍՈՍ ՍԱՐԳՍՅԱՆ

“Ser la esposa del presidente es agradable, aunque comprometido”, confiesa Nuné Sarkissian

es am
naxagahi-kin-linele-hajeli-e--bayc-patasxanatou-xostovanoum-e-noune-sargsyane

Nana Martirosyan, de la agencia noticiosa Sputnik, conversó con Nuné Sarkissian, esposa del presidente de Armenia. A continuación, presentamos una sustancial parte de la entrevista.

P- ¿Es difícil ser esposa de un presidente?

R- No es para nada difícil; por el contrario, es agradable, comprometedor e importante, pero no difícil.

No ha habido grandes cambios en mi vida al convertirse Armén en presidente. Cuando nos casamos, era físico; luego diplomático, primer ministro, hombre de negocios y ahora presidente de la República. Él no ha cambiado, y yo soy la misma, la misma Nuné, la esposa de Armén Sarkissian, la madre de Vardan y de Hayk, la abuela de Savannah, de Armén y de Gabriel. Tengo un círculo de muchos amigos y conocidos, y una larga lista de ocupaciones. Como Armén, también me gusta el teatro, el arte, la música y los deportes. Me gusta cocinar y hornear, amo las plantas, las flores y los animales. Todo esto se ha mantenido igual, tanto en las etapas difíciles como en las fáciles de nuestras vidas. Soy la misma; tanto como la esposa de un profesor de física, como la del presidente de Armenia.

P- ¿Todavía le prepara el desayuno?"

R- Lo preparo con mucho gusto. Y no sólo el desayuno. ¿No ha notado que los platos cocinados a desgano nunca son sabrosos? El desayuno familiar del domingo es una agradable tradición en nuestra familia. La tortilla de tomate es la opción número uno para el desayuno del domingo, que se torna más festivo cuando nos visitan los nietos.

P- ¿Qué le gustaría recomendar a las familias más inexpertas y políticas?

R- Mi modesto consejo a todas las parejas políticas o apolíticas es: además de amarse, respetarse, con lo cual se beneficia la relación; también que dispongan de tiempo para conversar y escucharse. Tanto los esposos como las esposas necesitan ser escuchados. Eso no debe soslayarse.

Tradicionalmente, en nuestro estilo de vida armenio, el hombre fuerte es el jefe de la familia. Pero la mujer armenia es resistente e inteligente. Esto crea un maravilloso equilibrio en las familias armenias.

La Entrevista completa, en el sitio de origen.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares