Nuevas estructuras para nuevos desafíos

am es
nor-karoycner-nor-martahrauernerou-hamar

Recientemente, están apareciendo signos de reactivación de algunas cuestiones diasporeanas desde el Estado de California. Tras el nombramiento del alcalde de Glendale, Zareh Sinanyan, como alto comisionado para Asuntos de la Diáspora por el primer ministro Pashinyan, el 16 de agosto se formó el Consejo Pan-armenio de América occidental, el primer avance local frente a la revolución llevada a cabo en Armenia el año pasado. Pronto, el primer ministro Pashinyan visitará Los Ángeles en septiembre.

 

A pesar de que los armenios de Rusia tienen vínculos geográficos e históricos muy cercanos con Armenia, se caracteriza por sus estructuras comunitarias imperfectas. Aunque tienen una relación económica muy animada con Armenia en el terreno económico, de todas formas, están privados de tener influencia política conjunta en el ámbito político.

 

En cambio, los armenios de California, EEUU, tienen una inmensa experiencia de vida comunitaria. Desde la era soviética, las comunidades armenias locales tienen organismos que coordinan la vida política, religiosa, educativa, cultural y social. Tienen una estrategia de lucha para el reconocimiento del Genocidio y una cultura de trabajo conjunto con instituciones estatales. Con la creación del Consejo Pan-armenio de América Occidental, están ocupando un nuevo nivel en el terreno organizacional, lo que puede elevar la calidad de la vida y actividad de la comunidad a un nuevo estrato, así como traer una nueva calidad a los asuntos organizacionales de la Diáspora y a las relaciones Armenia-Diáspora.

 

El Consejo Pan-armenio de América Occidental, basado originalmente en el CCAF (Conseil de Coordination des organisations Armeniennes de France) de la comunidad franco-armenia, tiene sus características particulares. Las comunidades de los países occidentales pobladas por armenios tienen un principal problema organizacional que es común a todos: crear nuevas estructuras comunitarias que deban conciliar los viejos y los nuevos fenómenos. Por un lado, problemas de integración en las estructuras comunitarias, por un lado, de las estructuras tradicionales originadas en las experiencias organizacionales de los armenios del Medio Oriente, y por el otro, de los armenios emigrados en la etapa de la independización de Armenia; así también la integración de los intereses estratégicos y las condiciones políticas y sociales locales.

 

Desde la independencia, las Embajadas armenias, el alto comisionado para asuntos de la Diáspora, Armenia y Artsaj han desempeñado un papel en la vida intercomunitaria, en calidad de polo de patriotismo, turístico, caritativo, educacional, cultural y de inversiones. Los desafíos que enfrentan Armenia y Artsaj también son un impulso importante para la reorganización de las estructuras armenias de la Diáspora. La reconstrucción de las estructuras comunitarias armenias de la Diáspora en el contexto de un cambio geopolítico rápido, es un imperativo para mantener un ritmo acorde al progreso global. En este sentido, la democratización de Armenia puede tener un impacto positivo en la renovación de las estructuras armenias de la Diáspora.

 

J.Tch.

Nor Haratch

 

Noticias

Noticias similares