El imperativo del día es reunir el potencial nacional. David Djamalyan

am es
orva-hramayakann-e-hamaxmbel-azgayin-nerouje-davit-jamalyan

Los recientes desarrollos políticos internos encierran peligros evidentes. La agenda de Artsaj se ha actualizado, con énfasis muy peligrosos. En consecuencia, me parece apropiado remarcar lo siguiente:

El adversario se está preparando para una tercera agresión, y el imperativo del día es unir el potencial nacional. Este es uno de los imperativos que debe enfrentar el gobierno actual.

 

De lo dicho se deriva que las acusaciones de conspiración, de estar involucrado en hechos de corrupción, manifestadas contra tal o cual funcionario estatal o figura pública de Artsaj, independientemente de quién sea el denunciante, sea el representante del actual gobierno o de cualquier otra fuerza política, en caso de no tener fundamentos precisos, es difamatorio, procaz, un golpe a la capacidad de defensa del país.

 

La garantía de nuestra victoria del mañana, una de nuestras insuperables ventajas para con el enemigo es el cuerpo de oficiales de Artsaj, dueño de un irreprochable historial biográfico, el sano poder protector de nuestra estadidad. Específicamente. He tenido el honor de encontrarme con el héroe de Artsaj, general de división Vitaly Balasanyan, en uno de los tramos de la frontera estatal de la mayor responsabilidad, en tiempos de la Batalla de los Cuatro Días de abril de 2016. Sus valiosos conocimientos y experiencia profesional fueron imponderables en las acciones para hacer fracasar la agresión azerí.

 

Tengo el honor de conocer al héroe de Artsaj, teniente general Arshavir Gharamyan. Desde los primeros días de la Guerra de Liberación, toda la familia estuvo involucrada en la protección de la patria. En tiempos de la posguerra, la familia de los Gharamyan se dedicó a la noble labor de cultivar la tierra. Al mismo tiempo, pocas personas saben que el trabajo de equipamiento de la línea de vanguardia con dispositivos de visión infrarroja fue coordinado por el general Gharamyan, labor que por cierto comenzó mucho antes de la Batalla de abril de 2016, sólo parcialmente concretados con recursos estatales; la familia Gharamyan proporcionó considerables recursos para esa labor. Y lo más importante, el hijo del general Gharamyan, Vardan, participa en numerosas propuestas de combate y, a pesar de su corta edad, ya tiene un historial personal de combate. Y no sería exagerado decir que este es el ejemplo que deben seguir los funcionarios estatales de alto rango.

 

Este es el tipo de personas que tengo en cuenta cuando digo fuerzas sanas. Personas así serán quienes conduzcan en el momento concluyente a cientos de consagrados a la patria.

El odio entre los diferentes segmentos de la sociedad es, desafortunadamente, una realidad. Por lo tanto, es necesario poner fin de inmediato al estilo de obrar dejando barricadas en el interior del país, las que conducen a caminos sin salida, y conformar una atmósfera de concordia nacional, que es una de las principales garantías que previenen la agresión del enemigo.

 

DAVID DJAMALYAN

Experto militar

Noticias

Noticias similares