Vova Vardanov analiza los nuevos nombramientos en el Ejército, el desarrollo del concepto de pueblo-ejército y la industria militar (video)

am es
pastapnoutyan-banakoum-gamprner-en-nsanakvel--bayc-nae-gamprner-en-hanvel-vova-vardanov-tesanyout

GOHAR AVETISYAN

El explorador del Comando Central y comandante fundador del Escuadrón Disuasivo Especial, VOVA VARDANOV, concedió una entrevista en exclusiva a HAY DZAYN, cuya segunda parte presentamos a continuación.

SEGUNDA PARTE

(Puede leer la PRIMERA PARTE aquí)

SOBRE LOS LLAMADOS AL MANTENIMIENTO DE LA PAZ Y LOS NUEVOS NOMBRAMIENTOS EN EL EJÉRCITO DE DEFENSA

Súbitamente, ninguna fuerza política puede llevar adelante ideas opuestas a la voluntad o a la mentalidad popular; ésta tiene que preparar al pueblo, y eso es un largo proceso. Hoy, las elites políticas simplemente repiten lo que la gente quiere, y nuestro pueblo es de esos optimistas sin perspectiva que desde el punto de vista del logro de la paz, es fácilmente engañado. Recuerdo una alegoría en relación a esto: "Las ovejas les proponen a los lobos: seamos pacifistas. Los lobos les contestan que no hay problema, sólo saquen del medio a los perros ovejeros, porque constantemente nos meten cizaña. Las ovejas, que eran muy ‘inteligentes’, se liberaron de los perros y un buen día los lobos se las comieron". Ahora somos ese rebaño de ovejas; nos liberamos rápidamente de los perros guardianes sin importarnos cuáles serán las consecuencias. A menudo nos deshacemos de aquellos quienes, como Danko*, están dispuestos a arrancarse el corazón y a quemarlo por el bien de su pueblo.

¿Sabe cómo se deshacen de los fidayi actuales?, haciendo que se emboten y se pierdan. Les decían: "Venga, quédese en el museo, usted ya hizo su trabajo, acá no va a tener problemas, usted quédese acá, sentado en el museo". O eran recordados en los discursos de los brindis. Como resultado, se deshacían tanto de esa concepción, como de quienes marcharon a guerrear como fidayíes en 1989-90; eran descartados junto con ese pensamiento. Y eso sólo ocurrió porque no nos gustan esos "perros ovejeros". Sin embargo, a esos "ovejeros" hay que conservarlos y apreciarlos; es cierto, no debemos permitir que se lleven su botín como los lobos. Sin embargo, no debemos deshacernos del resto de los “ovejeros” sólo por el hecho de que uno de ellos se ha envilecido. Es decir, resulta ser que no sacamos conclusiones de nuestro pasado.

Hace unos días, hubo nuevos nombramientos en el Ejército de Defensa; designaron nuevos "perros ovejeros", pero también sacaron a otros. Pero, ¿es suficiente la cantidad de "ovejeros" para que logremos salvarnos de los lobos? ¿Cómo es posible que a un profesional que ha transitado un largo camino, que ha recibido la mejor formación militar, que ha acumulado experiencias de la guerra, se le espete que ha hecho tal o cual declaración? Y, entonces no se involucre en su política. ¿Quién fue el primero en involucrar a las Fuerzas Armadas en la política antes de Serge (Sargsyan) y de (Robert) Kocharyan? ¿No fue Levón (Ter-Petrosyan) quien hizo eso? Recuerden las declaraciones de los dos viceministros. Casualmente fueron ustedes quienes a través de provocaciones los obligaron a hacer tales declaraciones. Mi camarada de armas, Sasun Mikayelyan hizo una declaración que no me cayó bien, pero entendí que se trata de un hombre de campo, rudo, que cometió un error, y que quería probar que no estaba tan equivocado. Y le dije, querido Sasun, te metiste en política, no te equivoques; que no te lapiden a ti también.

SOBRE EL CONCEPTO DE PUEBLO-EJÉRCITO.

Después de la revolución, se intentó negar el concepto de pueblo-ejército; en realidad no es que lo dejaron de lado, simplemente no intentaron hacerlo mejor que como lo hacía el partido Hanrapetakan. Por lo tanto, utilizan algunas partes del concepto nación-ejército, otras no. No dicen que es malo, porque no tiene nada de malo, pero tampoco hacen lo suficiente, o bien, se muestran pasivos en su aplicación.

Convivo con la idea de un pueblo-ejército desde 1989. Mis hijos, uno es matemático y el otro, físico nuclear. Desde los 10 años estudian operaciones militares, y estoy convencido de que si se encontraran en una situación bélica, tendrán una mayor probabilidad de regresar sanos y salvos a casa, que aquellos niños que no convivieron con el concepto de pueblo-ejército. Quien está en contra del concepto pueblo-ejército, está en contra del retorno seguro de la juventud a sus hogares.

Ahora, echemos un vistazo alrededor nuestro. 90 millones en Turquía, 9 millones en Azerbaiyán, más de 20 millones de etnias turcoparlantes en Irán, alrededor de 700 mil turcófonos en Georgia. Nosotros tenemos un corredor pequeño y estrecho, y lo que resta, estamos rodeados o por etnias o por estados turcos. En esta situación, ¿cómo se puede estar en contra de la idea de un pueblo-ejército? Si ello se llevara recursos de los bolsillos de aquellas personas que se ven obligadas a brindar y beber al menos dos veces por los soldados en los restaurantes, eso lo “entiendo”; ¿cómo es posible privarse de ese placer?

SOBRE EL DESARROLLO DE LA INDUSTRIA MILITAR

La mayoría de las armas actuales son caras, porque la mayor parte en la formación de los precios está constituido por la innovación, la tecnología de precisión y los dispositivos informáticos. Las innovaciones son ambivalentes; pueden ser aplicadas tanto en condiciones bélicas como pacíficas. En resumen, no podemos producir armas de ese tipo, pero podemos y debemos actualizar las armas antiguas con ese tipo de tecnologías modernas. Eso requiere de mucho esfuerzo, pero también ahorra enormes montos y puede generar mucho dinero, porque podremos producir tanto que nos será posible exportar.

Hay muchas armas que se han producido bajo la perspectiva de poder desarrollarse durante las próximas décadas, y ahora es absolutamente posible modernizarlas.

Ahora que los turcos adquirieron el T-90 -en esencia no es el T-90, sino la versión mejorada del T-72. Uno puede comprar todo eso en almacenes congelados de Ucrania o de Rusia y modernizándolas, se puede contar con armas actualizadas. Esta es otra de las cosas cuyas posibilidades han escapado a nuestra vista. Es cierto, se hacen algunas cosas que son mantenidas en secreto. Las autoridades de hoy, como que no le prestan suficiente atención, pero lo hacen.

(*) N.del T. – Héroe de La vieja Izergil, cuento-leyenda de M.Gorki, que narra la historia de Danko, quien hace pedazos su corazón para iluminar el camino de la salvación de su pueblo.

Noticias

Noticias similares