La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

Corresponde decir: “Autoridad criminal de Erdoğan”

am es
petq-e-asel-erdoxani-qreakan-isxanoutyoun

MKHITAR NAZARYAN

 

"Soy una de aquellas personas que están convencidas de que en Turquía no han quedado leyes ni derechos". Por lo tanto, es imposible reformar lo que no existe".

 

La autora de estas palabras es una figura de la oposición turca que está siendo objeto de duras persecuciones. En una entrevista reciente con la agencia Deutsche Welle, una integrante del partido Republicano del Pueblo –de orientación pro-kemalista – (CHP), Canan Kaftancıoğlu, relató acerca de las dificultades de ser una mujer política en Turquía, y enfatizó que, dejando la política de lado, ser una mujer común sigue siendo algo difícil en ese país.

Siendo jefa de la estructura provincial de Estambul de la principal fuerza de oposición en Turquía, el CHP, Kaftancıoğlu no tiene pausa ni descanso por las persecuciones; primero políticas y luego, también criminales, ejercidas por las autoridades turcas. El punto es que está acusada por una publicación realizada en las redes sociales hace 7 años. Se la acusa de "menospreciar públicamente al Estado turco", de "insultar públicamente al funcionario estatal turco (Erdoğan)", de "incitar al odio y la enemistad entre la gente" y de "realizar propaganda de un grupo terrorista". Uno puede adivinar por qué la señora Kaftancıoğlu ha sido blanco de fuertes presiones por parte de los líderes turcos.

Recordemos que durante las elecciones del Gobierno local, la administración Erdoğan perdió en Estambul. Fue elegido líder de la ciudad más grande del país, Ekrem İmamoğlu, correligionaria de Kaftancıoğlu. Incluso se repitieron las votaciones, pero İmamoğlu volvió a vencer, arruinando los planes de Erdoğan en Estambul. Y ahora, las autoridades están derramando la ira de la derrota, la cólera acumulada en forma de golpes revanchistas en la cabeza de Kaftancıoğlu, como jefa de la estructura de Estambul. Ella ahora enfrenta hasta nueve años de prisión.

 

El hecho de que se esté utilizando el sistema penal en Turquía para silenciar a los opositores políticos y sofocar las críticas, en el Parlamento Europeo se conoce desde hace mucho tiempo. Se están haciendo informes y publicando en forma de alertas, pero nada se está reformando. El candidato a nuevo relator sobre Turquía y diputado español por la facción socialdemócrata Sánchez Amor, se refirió a la persecución criminal de alcaldes elegidos por el pueblo, pero destituidos por las autoridades en la sesión plenaria del Consejo de Europa. “No hay juicios en ese país, no hay jueces, no hay garantías. Solicito a la Unión Europea que revise sus mecanismos de trabajo en Turquía”.

 

La persecución de personas mediante artículos penales se ha convertido en una característica de la administración Erdoğan, lo cual se manifiesta incluso en las situaciones más absurdas. El punto es que los críticos de Erdoğan están siendo arrastrados a los tribunales por hacer una predicción, si esa predicción es en detrimento de Erdoğan. Por ejemplo, Erdoğan demandó a un ex militar que había hecho una mala predicción sobre él. El oficial de la reserva con grado de almirante afirmó a través de Twitter, que a Erdoğan lo está esperando el destino del séptimo presidente turco, Kenan Evren: la cadena perpetua. A causa de estas palabras, el ex militar pronto tendrá que vestir indumentaria de presidiario.

 

Después de comparar estos y otros ejemplos, realmente corresponde decir “Autoridad criminal de Erdoğan”. Al tiempo que, por esta expresión, también podría ser juzgado en Turquía.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares