Debemos encontrar elementos comunes unificadores de Armenia, Artsaj y la Diáspora, precisamente mirando al futuro. Lena Nazaryan, acerca de la apertura de los Juegos Panarmenios

am es
petq-e-henc-apagayin-mitvac-hayastan-arcax-spyourq-miavorox-endhanroutyounner-gtnenq-aj-poxnaxagahe-hamahaykakan-xaxeri-bacman-masin

La vicepresidente de la Asamblea Nacional de Armenia, Lena Nazaryan, realizó un posteo a través de su cuenta de Facebook a propósito de su participación en la ceremonia de apertura de los Juegos Panarmenios, señalando que era muy evidente la diferencia en que era percibida y se celebraba este suceso entre nuestros compatriotas nativos y los de la Diáspora.

 

“Durante la ceremonia de apertura de los Juegos Panarmenios, a mí -y creo no sólo a mí-, me agradó mucho el momento en que los equipos marcharon frente a los espectadores y disfrutamos compartir mutuamente los aplausos, saludos y sonrisas. Fue precisamente en ese momento que surgió la conexión real entre la idea del evento y los participantes, y el público.

Los atletas de Armenia y Artsaj marchaban mayoritariamente en silencio, sonriendo discretamente, evitando mirar a su alrededor, mientras que nuestros compatriotas de la Diáspora, cuyo equipos, ciertamente contaban con un mayor número de mujeres, pasaban con un gran entusiasmo, enviaban besos a la distancia y se sacaban fotos. Fue muy interesante observar esta diferencia en el contexto de nuestra unidad nacional. Quiero decir que en las dos formas en que se manifestaban, me eran comprensibles y familiares”, señaló Nazaryan.

 

En cuanto al contenido del programa de la ceremonia de apertura, la parlamentaria opinó que se sintió muy poco la necesidad de recordar el contexto de lo ocurrido durante el Genocidio u otras catástrofes históricas más actuales durante esta celebración tan alegre, inspiradora y juvenil. "Estoy obligada a acompañar a los invitados de la Asamblea Nacional al museo-memorial del Genocidio Armenio, y los invitados de Artsaj con seguridad se inclinarán y ofrendarán flores ante las tumbas de los luchadores por la libertad; hay días de recordación y nunca se pasa nada por alto, pero en este tipo de eventos juveniles y alegres creo que con más razón, debemos encontrar generalidades unificadoras comunes de Armenia, Artsaj y la Diáspora y presentar nuestras aspiraciones y sueños con respecto al futuro. Espero que haya nuevas escenas y cosas para decir en la apertura de este tipo de actividades. Con esto me refiero a todos los eventos a gran escala.

También sé lo difícil que fue para los responsables organizar un evento tan grande en Artsaj. Realmente se hizo un gran trabajo”, escribió Nazaryan.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares