La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

En las parroquias de la Iglesia Apostólica Armenia en Rumania, se realizaron numerosas actividades conmemorativas del Genocidio Armenio

am es
roumaniayi-hayoc-temi-hayasat-cxeroum-kayacel-en-hayoc-cexaspanoutyan-nahatakneri-hisataki-mijocaroumner

En Rumania, se llevaron a cabo los actos de conmemoración dedicados a la memoria de las víctimas del Genocidio Armenio el 24 de abril en Bucarest, Constanza, Pitești, Focșani, Suceava y otras ciudades pobladas por armenios de ese país. El servicio de prensa de la Diócesis armenia de Rumania declaró que "Hoy, los armenios de todo el mundo rezan desde diferentes rincones del planeta a Dios Todopoderoso por el millón y medio de mártires y recurren a su intercesión. Hace 104 años, en 1915, y en los años anteriores y subsiguientes, millones de armenios fueron martirizados, exterminados, y se intentó borrar la armenidad de la faz de la tierra”.

Por su parte, la Diócesis rumana también organizó eventos, ofreció la Santa Misa y el Hokehankisd de los mártires, y los armenios rumanos alzaron sus voces para condenar el crimen en nombre de la justicia.

En Bucarest, la Santa Misa fue ofrecida en la Catedral de los Santos Arcángeles de la Iglesia Apostólica Armenia, encabezada por el primado de la Diócesis de Rumania, Arzobispo de Bucarest, SE Tatev Hakobyan. En la misma estuvieron también presentes el embajador de Armenia en Rumania, Sergei Minasyan, miembros de los consejos diocesanos y parroquiales, y una multitud de creyentes.

Noticias

Noticias similares