La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

"El camarada Panchuní", ilustrado por Saroukhan

am es
sarouxani-patkerazardac-enker-panjounin

“El camarada Panchuní” es considerada la obra maestra de Yervant Odian. Esta sátira se destaca por sus originales caricaturas, que no sólo presentan al protagonista Panchuní y sus actividades, de excelente manera, sino que completan la trama de la novela y agregan sal y pimienta a la obra.

El libro “El camarada Panchuní” fue ilustrado por el famoso caricaturista, figura pública Alexander Saroukhan, quien fue el fundador de la escuela de pintura caricaturesca en Egipto.

El arte de Saroukhan, desde el punto de vista ideológico, se complementa tanto con el arte popular de Odian, como con la caricatura política de la época.

Autorretrato del autor

 

_  ¡Papi, lo construí!

 

_ ¡Acá tenés una prueba convincente! (de que 5 x 5 =50)

 

Panchuní comenzó a hablar muy tarde, pero luego de pronunciar sus primeras palabras, ya fue muy difícil hacerlo callar...

 

...Y un día, cayó en la cuenta de que ya no tenía un sólo centavo en su bolsillo.

 

...Der Sahag se retiró en silencio.

 

_ Res Serkó, ese mugriento burgués, tiene tres huertas, dos vacas, un burro...

 

Res Serkó: _Nosotros somos hermanos, somos armenios cristianos, debemos amarnos mutuamente...

 

_De pronto, armados, se me abalanzaron y me vandalizaron, dejándome casi desnudo.

(Panchuní, informando a su partido del ataque de una pandilla de kurdos)

 

 Por el momento, las sesiones se llevarán a cabo en un establo.

 

Tapa de la versión original publicada en 1995 por la editorial Cilicia de Alepo.

 

Ilustraciones de A. Saroukhan para la obra "Los Honorables Mendigos", de Hagop Baronian.

Su protagonista, el acaudalado estanciero Apisoghóm aghá, es presa permanente de changadores, artistas, periodistas, politicos, fotógrafos, etc. Nadie en Bolís se priva de intentar sacarle una moneda a la desdichada e ingenua víctima.


 

Otros trabajos del gran ilustrador satírico

Hovhannes Shiraz

 

Ará Sarkissian

 

William Saroyan

 

Silva Gabudikyan

 

Autorretrato de Sarukhan

 

La Segunda Guerra Mundial, según Saroukhan (1945) 

Noticias

Noticias similares