La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

Turquía declaró a los kurdos terroristas, y a sí misma, la salvadora

am es
tourqian-qrderin-hrcakel-e-ahabekic--iren-prkic

MKHITAR NAZARYAN

 

No existe la mínima duda de que el tema del terrorismo ha convertido a Turquía en la piedra angular de sus acciones político-militares. Especula con el sujeto y el predicado sin reservas. Intenta constantemente justificar a través de una "amenaza terrorista" las represiones internas y agresiones externas creadas por ella. En tanto que los principales objetivos dentro y fuera del país son los kurdos, armados o desarmados. Operaciones militares y destrucción contra los kurdos armados; contra los desarmados, enjuiciamiento penal y encarcelamiento político.

 

En nombre de una lucha contra el terrorismo, Turquía vuelve a actuar como agresor, amenazando físicamente la integridad territorial de Siria. Convirtió en una bandera sus intereses en seguridad, mientras viola la seguridad y la soberanía de Siria. Los centros de poder mundial que se presentan como defensores de los derechos internacionales hacen la vista gorda ante esto, evitando manifestarse a través de apreciaciones legales. La consecuencia es que Turquía se atrevió a desplegar tropas en el Estado soberano y llevar a cabo varias operaciones militares. Después del éxito de las operaciones "Rama de olivo" y "Escudo del Éufrates", el Estado turco planeó y lanzó una nueva operación; esta vez en el noreste de Siria, al este del Éufrates.

 

En la noche del 7 al 8 de octubre, Turquía desplegó tropas y equipo militar en la frontera, luego de ello se infiltró en Siria mediante 110 vehículos blindados para su transporte. El ejército turco se dirigió hacia el este del río Éufrates, donde planea lanzar una operación militar contra los rebeldes kurdos locales. Aunque todavía no hay una confirmación oficial, según datos preliminares, la operación militar se llamará "Fuente de paz". El acto de ocupar el país vecino, derramar sangre y destruir los asentamientos se llamaría "Cuna de la paz" si, claro está, recibe este nombre de los turcos.

 

Mientras el Ministerio de Defensa de Turquía emitió una declaración en el sentido que es necesario crear un cerco de seguridad y un corredor de paz para la estabilidad regional, los círculos de oposición condenan enérgicamente la decisión del Gobierno de Erdoğan de iniciar una nueva guerra.

 

"Desafortunadamente, el Gobierno turco ha vaciado este país después de haberse inmiscuido durante ocho años en la guerra siria. Actualmente nos encontramos en el umbral de una nueva guerra. ¿Sobre los territorios de quién, y para quién van a crear esta zona de seguridad?”, manifestó el diputado opositor Sezgin Tanrıkulu. Otra figura de la oposición, copresidente del partido pro kurdo, Sezai Temelli, ha llamado a la ONU y a la Unión Europea a que impidan la política beligerante de Erdoğan.

 

Los líderes del kurdistán iraquí solicitaron a Rusia que extienda una mano a los kurdos contra quienes Turquía está lanzando una operación militar. La ex representante de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikky Haley, también realizó un llamamiento a ayudar a los kurdos, enfatizando que ahora sería un gran error dejar en riesgo de muerte a los kurdos que han desempeñado un importante rol en la lucha contra los terroristas del Estado Islámico. Teherán tampoco ha acogido con satisfacción la nueva intervención militar de Turquía en Siria.  

 

El ministro de Relaciones Exteriores, Yavad Zarif, dio a entender que no es a través de acciones contra la soberanía siria que se debe garantizar la seguridad de Turquía. La Unión Europea también ha instado a Ankara para que se abstenga de resolver problemas a través de medios militares.

 

Contrariamente a todo esto, las unidades terrestres turcas ahora están pisoteando el territorio sirio, y pronto la fuerza aérea lo hará desde el aire. Con este paso es evidente que Ankara intensificará los enfrentamientos armados en la región, dañará y pondrá en peligro la existencia de civiles, y aumentará los flujos de refugiados mediante trágicas deportaciones.

 

En realidad, proclamando a los kurdos terroristas, autodeclarándose salvadora, en realidad es Turquía la que manifiesta el comportamiento de un Estado terrorista, agresor y ocupante.

Noticias

Noticias similares