No son sólo los libros bien escritos son los que permanecen, sino especialmente aquellos que hablan al corazón de la gente
Yervant Odian

La decisión de Trump no sienta un precedente para la cuestión de NK, pero abre un espectro de labor diplomática para Armenia. Geopolitólogo Veranyan

trampi-orosoume-naxadepayin-ce-lx-harcoum--bayc-divanagtitakan-asxatanqi-dast-e-bacoum-hayastani-hamar-porcaget

Gohar Avetisyan

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se reunió el 25 de marzo con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reconociendo oficialmente la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán. En los círculos político-científicos se señala que este reconocimiento crea un precedente para la resolución de disputas territoriales sobre la misma base y los mismos argumentos legales.

Surge la pregunta: ¿puede Armenia también invocar este precedente en las negociaciones por la solución del conflicto de Artsaj? ¿y nuestra demora ser utilizada por parte del enemigo Azerbaiyán?

En una entrevista mantenida con la agencia HAY DZAYN, el experto en asuntos regionales Karen Veranyan explicó que la amarga experiencia de la historia demuestra que este tipo de precedentes no son extrapolables a otros conflictos. "Por ejemplo, cuando Estados Unidos reconoció la independencia de Kosovo, se dijo que esto sería un precedente para otros conflictos, entre estos, la cuestión de Artsaj. Se realizaron estudios periciales para llevar el asunto al terreno legal, y vimos que no resultó nada.

Después del reconocimiento por parte de Rusia de la independencia de Abjazia y Osetia del Sur, de igual forma se dijo que este también daría lugar a una posibilidad de ser usado como precedente para otros conflictos. En Armenia se efectuaron paralelismos en el terreno especializado, se realizaron predicciones, pero vimos que Rusia no realizó ninguna movida legal o jurídico-política para avanzar en el tema Artsaj. Lo mismo con el asunto de Crimea. Es decir, desde el punto de vista del derecho internacional, existen problemas en términos del no funcionamiento o de la marcha ineficaz de los mecanismos de mutua confianza, en el sentido de la aplicación de dobles estándares", dijo.

Veranyan expresó su opinión de que la decisión de Trump de reconocer los Altos del Golán como una parte soberana del Estado de Israel, no puede ser aplicado en calidad de precedente con la misma lógica para el caso de Artsaj. "El problema puntual es que Estados Unidos puede dar ese paso debido al alto nivel de las relaciones bilaterales y estratégicas entre Israel y Estados Unidos, y la importancia de Israel para Estados Unidos. No olvidemos que Washington basa su política en Medio Oriente principalmente en ese país y en Arabia Saudita.

Si intentamos crear ciertas oportunidades políticas para Artsaj, deberíamos trabajar hacia el desarrollo de las relaciones armenio-estadounidenses a fin de lograr cierta dinámica y giro", afirmó nuestro interlocutor.

Según el analista, esta cuestión, que se encuentra fuera de la agenda bilateral armenio-estadounidense, puede ponerse en circulación en el contexto de otras plataformas políticas y diplomáticas. "Necesitamos plantear el problema de Artsaj también a nivel informativo, enfatizando que estos territorios solucionan un problema de seguridad para los armenios de Artsaj. Después de todo, la decisión sobre los Altos del Golán fue basada en el hecho de que era una zona de seguridad para Israel. Desde este punto de vista, también es importante señalar que recientemente se publicó el informe de DDHH del Departamento de Estado, en el que los Altos del Golán fueron presentados no como territorios ocupados, sino controlados por Israel. Desde este punto de vista, creo que también pueden abrirse oportunidades para Artsaj, en el sentido de trabajar en forma bilateral con los Estados Unidos. Ese informe trata precisamente sobre los DDHH, y el reclamo de autodeterminación del pueblo de Artsaj se deriva de la demanda fundamental de los DDHH y las libertades. Aquí, se pueden establecer paralelismos y un método diplomático de trabajar con Washington con este énfasis”.

Si la parte armenia se retrasa en este asunto, el adversario Azerbaiyán puede aprovecharlo. Según Vardanyan, sin duda, esta decisión de Trump también será utilizada por Azerbaiyán, partiendo de sus propios intereses y de su posición sobre el conflicto de Artsaj. “Indefectiblemente, Aliyev utilizará este problema a favor de su posición estatal. Intentarán plantear este problema en las plataformas internacionales, así como en las plataformas bilaterales, tras bambalinas, con un formato cerrado. Turquía intentará hacer lo mismo. Aunque Erdoğan declare que está en contra de esta decisión y que sin falta tomará medidas para contrarrestarla, en mi opinión, sin embargo, los pasos de Erdoğan están más bien enfocados a movilizar el mundo árabe y el musulmán en torno suyo. Esencialmente, el conflicto palestino-israelí o la cuestión de la integridad territorial de Siria no una cuestión de principios para Erdoğan; aquí se encuentran exclusivamente los intereses estatales de Turquía, y Erdoğan se está moviendo en esa dirección”.

Si Erdoğan declara que en las Naciones Unidas propondrá someter a votación el tema de los Altos del Golán, es importante qué posición adoptarán Armenia y Azerbaiyán, y cómo votarán. “Tenemos una situación en la que Armenia, por un lado, está trabajando activamente con Irán y los países árabes, donde tenemos comunidades armenias en las que existen problemas de seguridad, y por otro lado, actualmente el diálogo entre Armenia e Israel se ha reactivado. Es decir, tenemos que tratar de equilibrar nuestra labor con estos campos, y las relaciones con Israel no deben construirse a expensas de las relaciones con terceros países, particularmente con Irán”, dijo.

En cuanto al tema iraní, el experto señaló que nuestro país vecino ya ha criticado la decisión de Trump y se supone que la respuesta militar del territorio sirio no se retrasará respecto del formato del conflicto palestino-israelí.

"El reconocimiento de los Altos del Golán como territorio de Israel está directamente relacionado con los problemas de seguridad de Irán y la seguridad defensiva regional. Es más; la confrontación con Israel puede entrar en una etapa cualitativamente nueva, lo que redundará en enfrentamientos militares en Siria", dijo.

(trad. A.D.Dorumian)

Noticias

Las más leídas

Noticias similares