La tierra es un ente vivo, tiene su alma, y sin patria, sin un fuerte lazo con la propia tierra, el hombre no puede encontrarse a sí mismo, a su alma.
Martirós Sarian

En Viena, no fue mencionada Viena

am es ru
viennayoum-chisatakvec-viennan

Armen Manvelyan

Como es sabido, ayer finalizó la reunión Pashinyan-Aliyev en la capital de Austria, Viena. Éste es el 49º encuentro de los líderes de Armenia y Azerbaiyán desde principios de la década de 1990.

Lo acaecido en el día de ayer fue la primera reunión oficial de los líderes de los dos países, organizada por los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE. Hasta entonces, las tres reuniones celebradas anteriormente en San Petersburgo, Dushanbe y Davos tenían, como se dice, un carácter casual; no en vano recibieron el mote de "diplomacia de ascensor".

No tenía sentido esperar un resultado significativo de esta reunión, y los "resultados", así como las declaraciones de los copresidentes y los cancilleres, así lo atestiguan. Pero es importante que ambas partes hayan expresado su voluntad de continuar la solución del conflicto únicamente a través de negociaciones.

En nombre de la verdad, también debemos señalar, que este fue otro anuncio del mandato de los copresidentes; todos los encuentros siempre han terminado asegurando que las partes están dispuestas para continuar el proceso de negociación. Quizás el único momento alentador es la declaración sobre la implementación de programas humanitarios, en virtud de la cual ambas partes están dispuestas a intercambiarse los rehenes armenios y azeríes capturados, lo que significa que existen esperanzas para el regreso de Karen Ghazaryan a Armenia.

Es preocupante que en Viena no haya mencionado ni el acuerdo de Viena, ni el de San Petersburgo. Recordemos que después de la Batalla de Abril de 2016, la parte armenia logró algún progreso, logrando acuerdos para fijar mecanismos sobre violaciones de alto el fuego en la línea de contacto, lo que también se reflejó en las declaraciones de los copresidentes.

Mientras tanto, tras la reunión Pashinyan-Aliev, tanto los copresidentes como los ministros de Relaciones Exteriores mencionaron el llamado “encuentro de ascensor” en Dushanbe y el acuerdo verbal sobre el mantenimiento del régimen de alto el fuego. En qué medida se cumple este consenso, es un tema de controversia, ya que nuestros soldados continúan muriendo en la frontera, y las tandas de disparos dirigidos a nuestros combatientes de primera línea nunca se han detenido.

En estas declaraciones tampoco hay ninguna mención sobre la participación de la República de Artsaj en la mesa de negociación, lo que significa que tampoco hay progreso en este tema. También resulta difícil decir si en términos generales este tema ha sido discutido o no, ya que Pashinyan no hizo referencia a ello durante su encuentro con la comunidad armenia.

Como sea, la serie de reuniones de los líderes de los dos países será continua, es decir, se avecina el jubileo de la 50ª reunión. Creemos que los resultados no serán sustancialmente diferentes de los registrados en reuniones anteriores.

Noticias

Las más leídas

Noticias similares